Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Cómo Prevenir Los Cálculos Renales Naturalmente

ensalada-para-evitar-cálculos-renales

¿Sabes cuál es la causa de ese dolor repentino e insoportable que te deja doblado y casi inconsciente? Ese dolor que te afecta la cintura, la espalda, incluso las piernas y el abdomen. Pues regularmente es causado por el cálculo renal.

El cálculo renal, es una pequeña piedra que se forma en los riñones a causa de la acumulación de sales, oxalato, calcio, cisteína, xantina, fosfato y urato. De allí el nombre popular de piedras en los riñones.

Según estudios realizados sobre los cálculos renales y su incidencia en el mundo actual, hace alrededor de 30 años, muy pocas personas sufrían este mal. Menos de 4% de la población de los países occidentales, de hecho. Pero a partir de 1990 esta cifra aumentó drásticamente.

Algunas de las causas más comunes de la formación de cálculo renal son:

  • Mala alimentación
  • Poco consumo de agua y líquidos frescos naturales
  • Aumento de consumo de productos ricos en sodio como alimentos y bebidas deshidratados

Consecuencias de los cálculos renales

Generalmente, los cálculos renales no ocasionan daños severos. Pero podrían complicarse cuando el cálculo, al pasar por la uretra y el uréter, rompen el tejido. Esto debido a que se producen infecciones que, si no se atienden a tiempo, desencadenan problemas mayores.

Lo peor del cálculo renal, y su daño inmediato son:

  • Fuerte dolor
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Espasmos abdominales

El dolor producido cuando el cálculo se desplaza, puede hacerte perder el conocimiento y se compara hasta con el dolor del parto.

Mientras más grande sea el cálculo el dolor es mayor, así como los malestares que ocasiona. Igualmente, el tamaño del cálculo sugiere el tipo de tratamiento para expulsarlo, llegando los casos más severos a la cirugía tradicional o por láser.

Los cálculos renales pueden ser tan pequeños como un grano de arena. Cuando hay presencia de muchos de estos cálculos son llamados popularmente arenilla, y producen ardor al ser expulsados por la orina.

Pero se han dado casos de cálculos renales de gran tamaño, incluso del tamaño de una pelota de golf. Estos requieren de cirugía para sacarlos y causan mucho daño a los tejidos del riñón. Generalmente el cálculo renal puede ser del tamaño de un grano de arroz.

¿Cómo evitar la formación de cálculos renales?

Si la primera causa que produce el cálculo renal es el poco consumo de agua, sin duda la primera medida para evitarlos es beber suficiente agua. Si hay poca agua en el organismo, la orina tendrá una mayor concentración de las sustancias que forman el cálculo renal.

Las toxinas que forman el cálculo deben eliminarse a través de la orina, la cual es el resultado del proceso de filtración que hacen los riñones. Los residuos que están disueltos en la orina pueden concentrarse en cristales cuando no hay suficiente agua en la sangre.

Estos cristales atraen a otros elementos tóxicos formando el cálculo. Mientras más grande, es más difícil eliminarlos por la orina. Existen otras sustancias que impiden que se forme el cálculo, pero el agua es indispensable para que este proceso se desarrolle.

La norma general para evitar la formación de cálculos renales y eliminar los residuos y sales que lo forman, es mantener al menos dos litros de orina en constante micción. Esto significa orinar con frecuencia y reponer el líquido.

Chequea la apariencia de tu orina. Debe tener un color amarillo pálido y un olor ligeramente amoniacal. Si es oscura y de olor penetrante, significa que hay poca agua en tu cuerpo y en tu orina se están concentrando sales y tóxicos, ahí se forman los cálculos.

El ambiente influye en la formación de cálculos renales

comida-chatarra

En las regiones cálidas y cercanas a la costa marina, es mayor el riesgo de sufrir de cálculos renales pues la sudoración es mayor y se pierde más líquido. Generalmente, en estos ambientes la sed es constante, pero no se bebe suficiente agua.

En las regiones marinas se consumen muchas bebidas frías que, si bien mitigan la sed, no son hidratantes y, por el contrario, aumentan la pérdida de líquido.

A esta situación se suman los altos niveles de sal en el ambiente (salitre) que de alguna manera son absorbidos por el organismo. En estas regiones son frecuentes los casos de cálculos renales.

En las zonas frías, se reduce la sensación de sed, por lo que se consume poca agua y muchas bebidas que producen sensación de calor como;

  • Café
  • Chocolate
  • Licores secos
  • Alimentos ricos en grasas, sales y carbohidratos

Todo esto produce cálculos renales. Otra situación que puede ocasionar la formación de cálculos renales son ciertos medicamentos que dejan residuos y sedimentos en la sangre como calcio y otros metales.

Beber sodas contribuye a la formación de cálculos en los riñones

bebidas-gaseosas

No todos los líquidos son beneficiosos para eliminar los residuos de la sangre y aumentar la producción de orina. Una de las bebidas que pueden contribuir con la aparición de piedras en los riñones son las sodas, pues éstas producen sedimentos.

Estas bebidas refrescantes contienen ácido de fósforo y otras sustancias dañinas que forman cálculos renales. Las colas negras son las más peligrosas. Los azúcares refinados, contenidos en las sodas y en cualquier alimento procesado, también producen cálculos renales, ya que interfieren en la absorción de calcio y magnesio.

Este factor está ocasionando casos de cálculos en niños actualmente. Lo mejor es eliminar las sodas de tu dieta y aumentar el consumo de agua pura y jugos de frutas y vegetales naturales.

El fluoruro también influye en la formación de piedras en los riñones

fluoruro

Si habitas un sector donde el agua potable es fluorada, corres riesgo de sufrir cálculos renales. Esta sustancia química, relacionada con el cuidado de los dientes, produce cálculos renales por los residuos que deja en la sangre y van a parar a los riñones.

Con un sistema de filtración por osmosis, puedes eliminar el fluoruro del agua potable que consumes. Otra opción es comprar agua embotellada con la menor cantidad de minerales añadidos posible. Pero evita que ésta sea envasada en plástico para no correr el riesgo de que sustancias químicas se desprendan del envase y pasen al agua que consumimos.

Otras estrategias para evitar los cálculos renales

sandía

Hacer ejercicios y comer con moderación son también medidas efectivas para evitar la formación de cálculos renales. Llevar una vida sedentaria no es beneficiosa para salud en general, pero en el caso de los cálculos renales es importante.

La poca actividad física hace que tus huesos liberen más calcio, y éste pasará a tu torrente sanguíneo. De allí a los riñones, donde se forma el cálculo. Haz alguna actividad física frecuente, practica algún deporte con regularidad y reducirás el riesgo. Puedes hacer:

  • 1 hora de trote semanal
  • 3 horas de caminata tres veces a la semana
  • 15 minutos de gimnasia
  • Aeróbicos
  • Paseos en bicicleta
  • Natación
  • Juego de tenis los fines de semana

Todos estos son efectivos para mantener el cuerpo en forma.

El ejercicio también te ayuda a eliminar toxinas y sales a través del sudor. Recuerda hidratarte bien antes, durante y después de hacer ejercicios. Come frutas frescas ricas en agua como:

  • Sandías
  • Melones
  • Manzanas
  • Naranjas
  • Piñas

Come con moderación. Comer en exceso aumenta los riesgos de sufrir cálculos renales, pues el organismo requiere de más líquidos para que funcione el sistema digestivo y urinario.

También te recomiendo consumir cantidades suficientes de magnesio. Esta sustancia está comprometida con más de 300 reacciones bioquímicas en tu cuerpo, entre ellas la absorción del calcio que, en exceso, puede convertirse en un elemento tóxico.

Para consumir el magnesio de forma natural come muchos vegetales de hojas verdes como espinacas y acelgas, mejor aún, tómalas en jugo con un poco de agua. La absorberás mejor e irán casi directamente a tus riñones. En esta lista entran:

  • Frijoles
  • Almendras
  • Semillas de girasol, de calabaza y de sésamo
  • Aguacate

Cuida la cantidad de calcio que entra a tu organismo

evitar-cálculos-renales

Si bien el calcio es uno de los causantes del cálculo renal, no consumirlo también acarrea problemas. Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard demostró que una dieta baja en calcio aumenta el riesgo de cálculo renal. ¿Por qué?

La respuesta es que el calcio ayuda a bloquear un proceso químico que causa la formación del cálculo. Este elemento debe tener contraposición con el magnesio, así que debes consumirlos de manera equilibrada.

El calcio benéfico, es el que consumes en los alimentos frescos, no el de los suplementos. Los suplementos generan muchos sedimentos calcáreos, que no sólo forman cálculos renales, sino que se depositan en tu intestino.

Evita o elimina la soya no fermentada que se encuentra en muchos alimentos procesados. Esta contiene altos niveles de oxalatos que, al unirse con el calcio en tus riñones, se convierten en cálculos.

Esta soya, la no fermentada, se encuentra en los helados de soya, hamburguesas de soya, el tofu y la leche de soya. Estos alimentos no son tan saludables como parecen o promueven sus productores. La soya posee nutrientes sanos, pero la que es fermentada.

Ensalada hidratante contra el cálculo renal

ensalada-hidratante

Como siempre, una buena alimentación, consumir productos frescos y naturales, reducir el consumo de carnes rojas y procesadas, es la clave para mantener nuestra salud óptima.

Para evitar la formación de cálculos renales y facilitar su expulsión de haberlos, te dejo esta sabrosa receta. La naturaleza nos provee de frutos ricos en agua con propiedades diuréticas, vamos a combinarlos para disfrutar de sus propiedades y sus ricos sabores.

¿Qué necesitas?

  • 1 pepino grande lavado y pelado en vetas
  • 10 hojas de lechuga americana lavadas y cortadas en trozos
  • La pulpa de ½ melón cortada en cubos
  • 1 taza de cubos de sandía
  • El zumo de ½ limón
  • 1 puñado de semillas de calabaza tostadas
  • 1 cucharada de miel cruda de abejas

¿Cómo la prepararás?

Mezcla todos los vegetales en una ensaladera. Une el zumo de limón con la miel y adereza la ensalada, finalmente agrega las semillas de calabaza. Come esta ensalada en la tarde.

Este tipo de preparaciones saludables, el consumo de la cantidad necesaria de agua para tu organismo y una rutina de ejercicios diaria o varios días a la semana, te ayudará a prevenir la aparición de cálculos renales, lo que evitará que surja ese terrible dolor que te describí al principio de este artículo.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias

https://www.healthline.com/health/kidney-health/how-to-prevent-kidney-stones

https://www.medicalnewstoday.com/articles/319537.php

https://www.kidneyatlas.org/dissolve-kidney-stones/