¿Cómo Beber Más Agua Si No Me Gusta?

Noticias de Salud

agua de frutas
En un clima cálido donde estar hidratado es vital, el agua pura debería ser nuestra alternativa preferida.

Sin embargo la realidad es que no siempre lo es.  Todos coincidimos que el agua es fundamental para la vida.  Pero, no todos opinan que sea imprescindible consumir  2 litros de agua, u  8 vasos de 8 onzas  diariamente.

El problema más grande con el consumo de agua es que a muchas personas no les gusta el sabor. Te entiendo por completo.  Me tomó un tiempo acostrumbrar a mi cuerpo al rico sabor "sin sabor" del agua.  Pero te prometo que vale la pena hacer el esfuerzo


Si me escuchaste en el programa de radio Vive en Salud hace unos días seguro que oíste que hablé de la importancia de consumir agua.  Esta es necesaria  para el buen funcionamiento celular que ayuda oxigenar la sangre y producir más energía. Ese es solamente uno de los muchos beneficios de beber agua con regularidad.


Pero si lo que no te gusta del agua es su sabor, ten en cuenta que este puede ser modificado de modo muy sencillo sin añadir nada químico ni con calorías.

Prueba esto  ya verás que así conseguirás que el agua tenga un sabor muy rico.

1. Piña


La piña es rica en manganeso, papaina, bromelina y vitamina C. Todos ellos elementos nutritivos valiosos para la digestion y el sistema inmunológico.  Añade varios pedazos de piña en el fondo de una jarra de agua.  Déjala reposar 2 horas o más y disfruta de nutrición y un sabor refrescante y natural.
 
 

2. Menta


Puedes hacer lo mismo con hojas frescas de menta. De hecho, el uso terapéutico de la menta para la digestión se remonta al tiempo de los egipcios más de 1.000 AC.  Ya entonces se conocía el beneficio empírico del uso de la menta.

Puedes recaudar los mismos dividendos de salud que los egipcios de hace 3.000 años y también añadir sabor y aroma al agua agregando unas hojas de menta fresca a un recipiente de agua y dejándola reposar unas horas.
 

3. Stevia


 
Otra cosa  que también puedes hacer es mezclar unas gotas de Stevia (una planta típica de Sudamérica sin calorías) para dar dulzura y vivacidad al sabor de tu agua de frutas, o a tu agua remojada en menta o hierba buena.
 
La Stevia mezclada en bebidas frías principalmente si son tés, aguas con frutas, o cafés fríos tiene un sabor muy rico. Claro dependiendo de donde vives vas a encontrar más o menaos opciones de marcas de Stevia.  Pero pruébala porque es una opción mucho mejor (por su carencia en calorias), y también es más natural y saludable que cualquier otro endulzante en el mercado.
 

4. Zumos o Jugos


 
Mi recomendación general no es substituir los jugos por agua.  Si no te gusta el sabor de ésta, no es necesario que dejas de tomar zumos de golpe y porrazo. Un modo sencillo de conseguir eliminar el consumo de zumos es hacerlo de modo progresivo.  Esto funciona muy bien para desacostumbrar a los niños que están habituados a beber jugos pero también para adultos a quienes les cuesta beber agua.
Si estas acostumbrado a beber zumo sin diluir, empieza  dismunuyendo la cantidad de zumo a un ratio del 50% (mitad agua, mitad jugo).  Aumenta la cantidad de agua de forma gradual hasta que consigas disfrutar tu bebida compuesta mayoritariamente de agua.
 
Algunas de los jugos que tienen más sabor mezclados en agua son el de cereza, el de piña el de granada (pomegranate). Otro truco es hacer cubitos de hielo con zumo en lugar de agua. Al añadirlos al agua le dan sabor conforme se derriten.
 

5. Frutas congeladas


Los gajos de mandarina, limón o frambuesas congelados entre otros, le dan al agua un sabor delicioso, simplemente congélalos y añádelos al agua en lugar de hielo.  Aunque lo que mejor funciona es dejar fruta fresca en remojo por unas horas porque el agua se impregna con el sabor y el aroma de ellas.

Te animo a que juegues con las recetas y crees tus propias variaciones. Compártelas  con nosotros en la sección comentarios de esta página. Por ejemplo mezcla el agua con el remojo de piña o limón con los gajos de mandarina congelado. También puedes añadir un poco de agua con gas a tu agua con hojas de menta y disfruta.


Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 




Bibliografía:



http://www.bmj.com/content/343/bmj.d4280

http://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/water/art-20044256

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20848558

http://www.greenmedinfo.com/blog/power-peppermint-15-health-benefits-revealed