Cómo Prevenir El 75% De Los Infartos

Remedios Naturales

El 16 de Enero del 2004 me convertí en madre por primera vez, cuando ví la cara de mi hijo todo cambió. Los malestares del embarazo, las noches sin dormir, los dolores de parto... todas las molestias desvanecieron viendo ese regalito que Dios me había dado.


El sentimiento materno de amor, y de bendición de bendición me llenaron como un rayo de luz en plena oscuridad. Aún recuerdo ese instante, ese momento tan especial que solo una siente cuando finalmente conoce la vida que traía dentro.


Junto a ese amor y felicidad sentí  temor, miedo de fracasar. Sí, por fin era madre pero ahora sabía que ese título que Dios me había prestado venía con mucha responsabilidad.


Cuando nos convertimos en padres nuestros hijos vienen a ser nuestra posesión más preciada. Los amamos, cuidamos, trabajamos árduamente para suministrarles lo mejor que podemos pero a veces olvidamos de cuidarnos a nosotros mismo.


Tu hijos, tus nietos te necesitan y te necesitan con salud y energía. Imaginate jugar con ellos en el parque, corretear junto a ellos mientras escalan para delizarse por el tobogan, imagínate poder hacer eso ahora y también en unos años.


Ahora es posible mediante prevenir las enfermedades de corazón con estos consejos sencillos que te doy aquí .


¿Sabías que 1 de cada 3 mujeres fallece de un ataque al corazón o una enfermedad cardiovascular cada año y que 3/4 de estas muertes son prevenibles?


Las enfermedades coronarias son el asesino principal de todas las mujeres en Estados Unidos y tambien de otros países desarrolados.


Las enfermedades coronarias ciegan la vida de muchos sin previo aviso. El CDC (por sus siglas en inglés) informa que dos-tercios de la mujeres que mueren debido a una enfermedad coronaria les ocurre sin haber tenido un diagnostico previo.


Un nuevo e importante estudio llegó a la conclusión de que casi tres cuartos de las mujeres podrían disminuir considerablemente su riesgo de padecer enfermedades cardíacas mediante simples cambios en su estilo de vida. Esto, por
un lado, es extraordinario.


Pero, por otro lado, es lo que he estado diciendo desde hace años: Está en tu poder poder modificar tu riesgo de enfermedades y mejorar tu salud, si quieres puedes, y estoy aquí para ayudarte.


Aunque hay quienes piensan que el cáncer es la enfermedad más letal, lo cierto es que las enfermedades cardíacas son la principal causa de mortalidad.


El cáncer las sigue de lejos en el segundo puesto. Quizás tenemos más miedo del cáncer porque parece ser algo que no podemos controlar. Parece atacar sin advertencia, afectando tanto a jóvenes como a ancianos de forma amenazante con un rápido declive y eventualmente la muerte.


Quizás nos enfocamos menos en las enfermedades cardíacas porque parecen ser inevitables pero al ritmo que vamos, las estadísticas nos demuestran que tenemos que tomarlas muy en serio.


Si uno vive lo suficiente su corazón y/o vasos sanguíneos simplemente cederán. O al menos eso parece porque con las herramientas que te voy a dar, tu puedes prevenir desarrollar enfermedades cardíacas.


Para empezar, Las Enfermedades de Corazón SI son inevitables. Sin embargo, cada vez más mujeres sucumben ante ellas a edades más tempranas, el motivo es que empezamos a abandonar nuestros buenos hábitos alimenticios sin darnos cuenta cada vez más temprano.


Pero tu no vas a ser una de esas personas. Tú amas a tu familia y no quieres que ellos sufran viendote sufrir ninguna enfermedad. Y por eso tienes que dar prioridad a lo que comes y a lo que le das a comer a tu familia.


Algunas personas debido a la vida ajetreada y la falta de tiempo se conforman con alimentar a sus hijos comida empaquetada y calentada en el microondas, sin ningún tipo de nutriente desde tierna edad.  Ese tipo de alimentación facilita que las enfermedades de corazón se desarrollen cuando esos niños sean adultos.


A veces me hecho las manos  a la cabeza, pero esos hábitos crean un régimen alimenticio pobre en vitaminas, minerales, oligoelementos, y otros nutrientes esenciales que solo se hallan de modo abundante en la comida fresca y cruda


Hace 50 años cuando este tipo de enfermedades era un poco menos amenazante, en general comiamos mejor. Si te fijas la mayoria de empresas que ahora rellenan los estantes de los supermercados no existian o apenas tenian un presencia imponente medio siglo atrás.


Para estas mujeres (y también hombres) el riesgo de padecer enfermedades cardíacas está relacionado estrechamente factores que SÍ se pueden controlar.  Algunos tienen que ver con como los alimentaron sus padres, pero aún si recibiste una alimentación menos sana, puedes corregir las carencias alimenticias de tu infancia mejorando tu estilo de vida ahora.


Un estudio confirmó que entre los factores necesarios se encuentran algunos de los que estoy segura que estáis familiarizados.  Entre ellos: dejar de fumar, seguir una dieta más saludable con abundantes vegetales, disminuir el consumo de carnes rojas y procesadas.


De igual forma , mantener un peso saludable, intentar disminuir el estrés, no consumir alcohol en exceso, evitar toxinas cuando sea posible, mantener la presión sanguínea dentro de niveles normales, evitar azúcares agregados y levantarse y moverse.


De hecho, en cuanto a la actividad, se detectó que el estar sentado es un nuevo factor de riesgo independiente para las enfermedades cardíacas.


 

Seguir estos hábitos saludables puede reducir drásticamente el riesgo de infarto para las mujeres. Los investigadores calculan que casi tres cuartos de todas las mujeres podrían evitar padecer enfermedades cardíacas simplemente siguiendo hábitos saludables.


Así que, sin duda, las enfermedades cardíacas SI SON inevitables. Solo se necesita un poco de esfuerzo.



3 Claves para Evitar un Ataque Cardíaco


3)  Consume una copita de vino tinto


Si eres mujer y beber un poco de alcohol no te es problema, te recomiendo que consumas 1 copita de vino tinto al día de unos 150 ml (6 onzas)


Los antioxidantes que se hallan en en vino tinto protegen tu corazón. En un estudio se encontró que las mujeres que consumen una unidad de alcohol al día fueron las que resultaron estar más protegidas.



2)  Consume frutos secos


Los frutos secos poseen nutrientes que no solo protegen tu corazón si no también tus arterias y ayudan a regular tu presión sanguínea.Un puñado de almendras, avellanas o nueces al día es suficiente para proteger tu corazón.

Como siempre evita comprar los frutos secos que están cubiertos de azúcar, si que es verdad que tienen un sabor delicioso pero, ya sabes que el azúcar te va a causar problemas muchos más graves así que frutos secos sin endulzar.

Idealmente los mejores son los que no están ni tostados ni con sal pero si esos no te gustan puedes consumirlos tostados y con un poquitín de sal

1)  Usa el aceite de oliva en tus comidas


Por último, no podía faltar el aceite de oliva extra virgen. Los antioxidantes del aceite de oliva crudo además de proteger el corazón regulan la producción de colesterol.

Recuerda que el 80% de colesterol lo fabrica nuestro propio cuerpo. El colesterol en sí no es malo siempre y cuando este bien compensado.

Tenemos el colesterol que limpia conocido como HDL y el colesterol que ensucia LDL. No es que uno limpie y el otro manche.

Si tu cuerpo fabrica mucho LDL colesterol que mancha pero a la misma vez fabrica mucho HDL colesterol que limpia, tu balance al final del día viene a estar equilibrado.

Desgraciadamente muchas personas que se medican para reducir su colesterol total , lo hacen porque sus médicos ignoran lo que realmente importa.

Así que un par de cucharadas de aceite de oliva crudo al día en una ensalada o en una sopa son ideal para garantizar una producción de HDL ideal.

Espero que estos consejos te animen a vivir más sano. No olvides que tu familia te ama y te necesita, tu cuerpo es el regalo que Dios te ha dado. Si no lo cuidas, ¿dónde vas a vivir?

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Bibliografía:


Kochanek KD, Xu JQ, Murphy SL, Miniño AM, Kung HC. Deaths: final data for 2009[PDF-2M]. National vital statistics reports. 2011;60(3).


Mosca L, Mochari-Greenberger H, Dolor RJ, Newby LK, Robb KJ. Twelve-year follow-up of American women’s awareness of cardiovascular disease risk and barriers to heart health. Circulation: Cardiovascular Quality Outcomes. 2010;3:120-7.


Heron M. Deaths: Leading causes for 2008[PDF-2.7M]. National vital statistics reports. 2012;60(6).


Roger VL, Go AS, Lloyd-Jones DM, Benjamin EJ, Berry JD, Borden WB, et al. Heart disease and stroke statistics—2012 update: a report from the American Heart Association. Circulation. 2012;125(1):e2–220.


CDC. Million Hearts: strategies to reduce the prevalence of leading cardiovascular disease risk factors. United States, 2011. MMWR 2011;60(36):1248–51.


National Heart, Lung and Blood Institute. What Are the Signs and Symptoms of Heart Disease? [cited 2013 July 19, 2013]; Available from: www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/hdw/signs.html.


National Heart Lung and Blood Institute. What are the Signs and Symptoms of a Stroke? [cited 2013 July 19, 2013]; Available from: www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/stroke/signs.html.


U.S. Department of Health and Human Services, Office on Women's Health. Heart Disease: Frequently Asked Questions. 2009. [cited 2013 July 19, 2013]; Available from: http://www.womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/heart-disease.pdf[PDF-1.7M].