3 Beneficios Espectaculares del Aceite de Coco ~ Dra. Cocó

Me
encanta cocinar con aceite de coco. ¡Mi receta favorita es un panqueque de
proteínas cocinado en aceite de coco! ¿Tienes alguna receta favorita que use
aceite de coco? Me encantaría conocerla.


En los
Estados Unidos, el aceite de coco está pasando por un verdadero cambio de
imagen. Hace no tanto tiempo se lo consideraba malo para la salud. Tiene un
contenido relativamente alto de grasas saturadas, por lo que se lo consideraba
cuando menos cuestionable y, en el peor de los casos perjudicial, en especial
en lo que refiere al riesgo de enfermedades cardíacas.


Pero millones
de personas dependen del coco y el aceite de coco como su principal fuente de
grasas en la dieta y esta gente suele ser más saludable que el estadounidense
promedio. El viejo paradigma se basaba en una teoría que ha sido
mayoritariamente desacreditada: la idea de que las grasas saturadas
alimentarias son invariablemente malas para el corazón y los vasos sanguíneos.


En los
últimos años, los expertos han analizado mejor el aceite de coco y han llegado
a conclusiones sorprendentes. El aceite de coco contiene grasas saturadas, pero
no todas las grasas saturadas son iguales. El tipo que hay en el aceite de coco
consiste en grasas llamadas triglicéridos de cadena mediana (MCT, por sus
siglas en inglés). Y estas grasas de base vegetal tienen propiedades notables.


Por una
parte, tienden a incrementar los niveles del colesterol "bueno"
(HDL). Esas son buenas noticias, porque sabemos mucho sobre cómo bajar los
niveles de colesterol "malo" (LDL), pero tener niveles altos de HDL
también es muy importante para la salud cardíaca y eso tiende a depender de
pocos factores de estilo de vida sin ser el ejercicio. Así que consumir una
comida que puede incrementar los niveles de HDL es algo muy bueno.


El
aceite de coco también puede ayudar a mejorar el funcionamiento del sistema
inmunológico y así permitir que el cuerpo combata hongos, virus y bacterias que
podrían causar infecciones. Y, aunque no lo creas, ¡hay estudios que sugieren
que consumir aceite de coco puede contribuir a la pérdida de peso! ¿Cómo no
amarlo?


El
aceite de coco es un sólido blanco a alrededor de 24 C, y un líquido
trasparente a mayores temperaturas. Puedes utilizarlo de la misma forma que
cualquier aceite de cocina. Busca aceite de coco virgen. En países tropicales,
el aceite de coco suele hidrogenarse con procesos químicos. Esto produce ácidos
grasos trans artificiales que postergan su fecha de vencimiento y aumentan el
punto de fusión, pero también pueden contribuir a
enfermedades cardíacas. Por eso es mejor usar aceite virgen.


Yo utilizo el aceite de coco a diario después de ducharme, aquí te muestro como lo hago.




Oye, ¿te ha gustado este artículo? Si así es déjamelo saber por medio de regalarme un "Me Gusta" Ya sabes que esta labor la hago sin fin de lucro, cuando me das un "Me Gusta" (puedes hacerlo aquí mismo, al final de esta página o al principio) y si compartes mis artículos me ayudas a ver que no estoy sola y así juntos demostramos que nuestra voz cuenta, que vamos a lograr vivir más sanos aunque las multinacionales y farmacétuicas piensen que nos tienen cegados.


Si  no lo has hecho sigue mi página de Facebook.


Pudes hacerlo dandole al logo de Facebook al pie de la página o en la parte superior. Eso te llevará a mi página para que  puedas darle Un Me Gusta. No olvides tener las notificaciones encididas para así recibir mis todos mis informes de investigaciones y controversias en tu muro una vez al día.


Y no olvides registrarte para tener acceso a mi serie gratuita de videos Comer En Salud y también para poder recibir entradas gratuitas a mis charlas de salud. Para registrarte pudes hacerlo por Facebook en el botón de REGISTRARSE o en mi Home Page junto a mi foto. Nos vemos pronto!



Bibliografía:


Assunção
ML1, Ferreira HS, dos Santos AF, Cabral CR Jr, Florêncio TM. Effects of dietary coconut oil on the
biochemical and anthropometric profiles of women presenting abdominal obesity.
Lipids
. 2009 Jul;44(7):593-601. doi: 10.1007/s11745-009-3306-6. Epub 2009 13
de mayo.