CHICUNGUÑA

Estamos
en pleno verano, así que debe ser temporada de mosquitos y garrapatas en los Estados
Unidos. Demás está decir que
evitar picaduras de mosquitos y garrapatas ya no se trata solo de evitar
irritaciones pasajeras. Se trata de evitar enfermedades que pueden ser letales.
Una picadura de estos insectos chupa-sangre podría resultar en una infección peligrosa que
podría afectar tu
salud y calidad de vida tiempo después de aquel picnic o aquella caminata por el bosque.


Gracias
en parte a la globalización y el cambio climático, diferentes plagas que
portan cada vez más enfermedades han expandido su territorio. Por supuesto, los
mosquitos han sido responsables de propagar enfermedades letales, como la
malaria y la fiebre amarilla, desde hace siglos. Para mediados del siglo XX,
con el uso generalizado de insecticidas potentes como el DDT, los mosquitos y
sus enfermedades prácticamente se habían erradicado de los Estados Unidos. Pero el DDT
estaba lejos de ser inofensivo y actualmente se ha prohibido.


Aunque
ya no debes preocuparte por la fiebre amarilla en los Estados Unidos, están apareciendo
otras enfermedades más exóticas. El virus del Nilo occidental llegó a estas costas
a fines de los 90 y, desde entonces, se ha propagado por todo el continente. Hoy
en día estamos
observando incursiones del letal dengue en el sur de los Estados Unidos. Aunque
lleva décadas siendo un
problema en Suramérica, hasta hace poco no padecíamos este horrendo virus.


Y,
por primera vez, el año pasado se detectó en Florida una enfermedad
letal llamada chikunguña. Los expertos temen que esta enfermedad se siga
expendiendo, al menos en las regiones subtropicales de los Estados Unidos. Los
síntomas de esta
infección incluyen
fiebre, inflamación de las articulaciones y dolores similares a los del dengue.


Por
supuesto, las garrapatas son el principal vector (vía de transmisión) de la
enfermedad de Lyme. La enfermedad de Lyme es una infección bacterial
seria que causa cada vez más problemas a personas que pueden haber sido picadas
por una garrapata, en especial si no son tratadas rápidamente. Afortunadamente,
esta enfermedad se puede tratar con antibióticos si se identifica a
tiempo. Si presentas una irritación roja con círculos concéntricos después de pasar
tiempo al aire libre, consulta a tu médico de forma inmediata. Podría ser una señal de la enfermedad de Lyme. Otras enfermedades que
transmiten las garrapatas incluyen la fiebre de las montañas rocosas y la
ehrlichiosis, entre otras.


Vuelve
mañana para
encontrar recomendaciones sobre repelentes seguros y efectivos que pueden
reducir considerablemente las probabilidades de convertirte en comida para una
de estas plagas.


 



Bibliografía:


Sitio
web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los
Estados Unidos. Varias Páginas. Consultadas el 9 de julio de 2015 en: http://www.cdc.gov/ticks/symptoms.html; http://www.cdc.gov/lyme/index.html; http://www.cdc.gov/chikungunya/symptoms/index.html; http://www.cdc.gov/ncezid/dvbd/