Cómo Evitar Coger La Gripe Con Este Truco Sencillo

Me crié en la costa de las playas del sur de Barcelona, donde las temperaturas son cálidas y estables. A pesar de que llevaba una vida bastante natural me enfermaba de gripe con frecuencia.

La verdad era que no entendía por qué.  Quizás tu tampoco entiendas porque te enfermas con tanta frecuencia pero déjame que te explique.

La mayoría de nosotros nos desenvolvemos en un mundo cada vez más complejo y demandante.  Seguro que igual que yo a veces parece que te tiran de los dos brazos en direcciones opuestas. El trabajo, la casa, los niños, la escuela, nuestra pareja, los proyectos personales, el ejercicio y un sinfín de cosas que prácticamente nos quitan literalmente el sueño.

Y llevados por la ola de compromisos y obligaciones, siempre encontramos excusas para no dormir suficiente.  Se subestima la importancia de un sueño largo y reparador.

En otras ocasiones, te he hablado del sueño y la necesidad de dormir bien. Pero no te había dicho esto que sigue.  Dormir a las horas correctas y con la cantidad de horas necesarias es uno de mis secretos de salud

Recientes hallazgos indican que el dormir menos de seis horas por noche podría aumentar tu riesgo de contraer gripe en un 400%.  Si, has leído bien, un 400%!

Pues sí,  los adultos que duermen menos de seis horas por noche tienen un riesgo cuatro veces mayor de contraer un resfriado.  Esto sucede cuando se exponen directamente al virus.

Esto en comparación con las personas que duermen por lo menos siete horas.  Y aún hay más, el estudio indico que el riesgo fue 4.5 veces mayor si dormían menos de 5 horas por noche.

También se determinó que el sueño era más importante que cualquier otro factor en términos de proteger contra el virus del resfriado.  Esto incluyendo niveles de estrés, edad y fumar.

Es interesante recalcar que incluso el sueño superó en importancia a otros factores que inciden en la exposición al virus.  Estos factores son el estrés, la edad y el hábito de fumar.

El sueño además es clave para tener un sistema inmunológico saludable.  Por lo tanto, la falta de sueño aumenta drásticamente las  posibilidades de contraer una gripe.

El sistema inmunológico juega un papel crítico en la respuesta del cuerpo a las infecciones bacterianas y virales. Para que tengas una idea, la falta de sueño tiene el mismo efecto en el sistema inmunológico que el estrés físico.

En otras palabras, esto significa que tu sistema inmunológico enciende sus alertas.  Se hace hiperactivo y comienza a producir glóbulos blancos que son un mecanismo de defensa del organismo contra los  invasores infecciosos.

De hecho, es común asociar niveles elevados de glóbulos blancos como un signo de enfermedad.

Recuerda también  que la  mayoría de la hormona de crecimiento se produce mientras duermes. Esta hormona es esencial para tu organismo.  Ayuda a aumentar músculo, perder grasa y evita su posterior acumulación.  Asimismo, mejora el sistema inmunológico, incrementa la retención del calcio, etc.

Y esta hormona no es la única que se ve afectada cuando dejas de dormir.  Cuando no duermes suficiente tus hormonas (leptina y grelina) se descontrolan.

Se incrementa la hormona que dispara el apetito y pone lento el metabolismo (grelina).  Y disminuye el nivel de esa hormona que controla tu apetito y te dice “estoy full” (leptina).
image1-2

Además, el no dormir bien estresa tu cuerpo y hace que liberes cortisol.  Esta hormona incrementa insulina, te hace acumular grasa abdominal y desgasta tus músculos. Por eso es recomendable dormir de 7 a 9 horas.  Así pondrás en orden tu ritmo circadiano, tu reloj biológico interno.

Además , mantendrás tu metabolismo acelerado, tu apetito bajo control, tus niveles hormonales en orden y tu composición corporal evidentemente mejora.

¿Qué hay de los niños? En el caso de nuestros pequeños en edad escolar, ellos necesitan alrededor de 9 a 11 horas y los adolescentes necesitan de ocho a 10 horas de sueño por noche según la Academia Americana del sueño y la Sociedad de Investigación del sueño.

La Melatonina, otra sustancia a tener en cuenta… 


Otra sustancia que es vital para un sistema inmunológico óptimo es la melatonina. Es un poderoso antioxidante y captador de radicales libres que ayuda a combatir la inflamación y que es secretada por la Glándula Pineal.

Esta glándula comienza a secretar dicha sustancia en base a las señales de luz y oscuridad que reside en nuestro reloj biológico maestro en el núcleo del cerebro. Por eso es vital que cuidemos la exposición a la iluminación artificial cuando dormimos.

La glándula Pineal  puede alterar nuestro reloj biológico y la producción de melatonina, que a su vez afecta su función inmunológica y por ende seriamos más susceptibles para enfermarnos.

Pero, ¿Qué sucede si estamos contagiados con la gripe? En ese caso, el dormir suficiente nos ayudará a superar la infección, pues durante el sueño se activan ciertos receptores .

La Proteína del cerebro ACPB y la  Interleucina-1 son receptores  que inducen el aumento de la respuesta del sueño que ayuda al cuerpo  a recuperarse más rápidamente. De ahí que los médicos prescriban reposo cuando atravesamos ésta y otras enfermedades virales.

 

¿Qué podemos hacer para dormir mejor?


En primer lugar te sugiero que establezcas rutinas, así como lo hacemos con los bebés.

Aunque no lo creas, tu cuerpo se prepara aún más para dormir cuando tienes rituales diarios, por  ejemplo, apaga las luces media hora antes, acuéstate e incluso puede tomar un té de manzanilla para relajarte.

Algunos tips son:

– Duerme en completa oscuridad o lo más oscuro posible.  El destello más mínimo de luz en tu habitación puede alterar tu reloj biológico y la producción de melatonina. Importante, muchos lo hacemos, pero de ahora en adelante, evita dormir con la TV encendida.

– Procura acostarte en tu cama siempre a las mismas horas cuando ya estés listo para dormir.

– Evita no hacer ejercicio muy intenso 4-6 horas antes de dormir, recuerda que el ejercicio no quita energía, ¡la potencia!, si haces ejercicio muy tarde puedes quedar demasiado acelerado para dormir bien.

Así que ya sabes, no descuides la calidad de tu sueño, es un factor tan, pero tan  importante como el ejercicio y la dieta. Tenemos que concienciarnos en pensar en  el dormir como una herramienta para llevar una vida saludable y no como algo que interfiere con el resto de tus actividades.



 

Referencias:
Sleep September 2015: 38(9); 1353-1359

Sleep, Don't Sneeze: Longer Sleep Reduces the Risk of Catching a Cold. 1341-1342.  3 WebMD August 31, 2015  (http://linkis.com/Kt24u)

http://www.journals.elsevier.com/brain-behavior-and-immunity/

http://www.20minutos.es/noticia/2349450/0/gripe/poder-curativo-sueno/enfermedades-virus-bacterias/#xtor=AD-15&xts=467263