Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Si Tu Hijo Tiene TDAH, Debes Leer Esto

tdah-en-niños

Cuando Diagnosticaron a mi hijo mayor con autismo e hiperactividad a la edad de 3 años no sabía que hacer ni como reaccionar pero estaba convencida de que no iba a dejar que una diagnosis hiciera que lo empezara a medicar.

Micah nunca ha tomado ningún tipo de medicamento para manejar su condición.  Es más,  a partir de los 6 años, siguiendo los consejos que te voy a dar aquí. conseguí que sus síntomas desaparecieran. Si lo vieras ahora jamás pensarías que lo habían diagnosticado con TDAH  o ADHD (por sus siglas en inglés)

El TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad) está en aumento. Por lo general, las causas más frecuentes a las que se les atribuye esta enfermedad son: las condiciones genéticas o los factores a los que se estuvieron expuestos antes, durante y después del embarazo.

Estudios recientes demuestran que la alimentación es una parte importante para el desarrollo de ésta.  En los Estados Unidos 1 de cada 10 niños han sido diagnosticados de TDAH.  Pero, ¿qué es el TDAH? Como lo define National Institute of Mental Health ‘‘es uno de los trastornos más comunes en la niñez y puede continuar hasta la adolescencia y la edad adulta.

Los síntomas incluyen dificultad para concentrarse y prestar atención, dificultad para controlar la conducta e hiperactividad (actividad excesiva)’’.

tdah-en-niños

 Tipos de TDH

Existen tres tipos de TDH:

  • Predominante hiperactivo-compulsivo.
  • Predominante inatento.
  • Combinación hiperactivo-compulsivo e inatento.

Dependiendo de la categoría en la que sea clasificado el paciente, presentará diferentes síntomas. Por ejemplo, los pacientes clasificados en la categoría Predominante inatento tienden a ser tranquilos, por lo que es más difícil darse cuenta si el niño padece o no esta enfermedad.

Diagnóstico de la Enfermedad

diagnóstico del TDAH

Hay tres comportamientos claves para el diagnostico de esta enfermedad:

  • Inatención: se distraen fácilmente, tienen dificultad para concentrarse en una sola cosa, al igual que para entregar alguna tarea o completar una actividad. Parecen no escuchar cuando se les está hablando. Se confunden fácilmente y se mueven lentamente. Tienen dificultada para seguir instrucciones y les cuesta procesar información de forma rápida y precisa.
  • Hiperactividad: no pueden estar quietos en sus asientos, así se esté haciendo alguna actividad, comiendo, etc. Hablan sin parar. Van de un lado a otro jugando con todo lo que tienen a su paso y no pueden realizar actividades que requieran de tranquilidad.
  • Impulsividad: interrumpen las actividades de los demás.  Hablan sin tener en cuenta las consecuencias. Son muy impacientes y hacen comentarios inapropiados sin importantes los resultados que puedan obtener de ellos.

Muchos de estos síntomas son normales en niños, pero cuando se sufre de TDAH son más frecuentes y rigurosos.

Como ya se había mencionado, las principales causas a las que se le atribuye esta enfermedad es la herencia genética y las acciones que se llevaron a cabo antes, durante y después del embarazo. Estudios recientes han demostrado que muchos preservativos, colorantes y químicos que se les agrega a los alimentos son un gran estimulante para la adquisición de esta enfermedad.

Un herbicida al que más se le atribuye la causa de esta enfermedad es el glifosato.  Este ayuda a eliminar las hierbas y los arbustos que puedan afectar los cultivos. Es absorbido por las hojas y no por las raíces. Fue creado por Monsanto pero ahora le pertenece a Roundup.

niños-hiperactivos

 

Daños del glifosato al organismo

Dos de las consecuencias más graves que puede traer este herbicida a nuestros organismos es la deficiencia nutricional y ayudar a la decadencia de nuestra flora intestinal. Para prevenir todas las consecuencias que trae el glifosato a nuestro cuerpo, te recomiendo, por un lado, evitar los alimentos procesados y refinados, estos son altos en azúcar, fructosa, gluten, aditivos artificiales e ingredientes transgénicos, estos agravan los síntomas del TDAH y promueven el crecimiento de bacterias patógenas en nuestros intestinos. Del mismo modo, consume alimentos fermentados, es una de las mejores formas de tener una buena salud digestiva y, al mismo tiempo, ayuda a la eliminación de toxinas que se encuentra en el cuerpo.

Alimentos que debes evitar

1. Gluten

Aunque quizá te sorprenda muchos niños diagnosticados como hiperactivos lo que realmente son es alérgicos al gluten. Dejar el gluten es uno de los primeros pasos que puede cambiar la reacción de tu hijo.Es el motivo por el cual muchos niños despliegan hiperactividad debido a esa intolerancia.

2. Ingredientes Tóxicos

Consumo de alimentos con colorantes que causan hiperactividad y otros ingredientes tóxicos que afectan el sistema neurológico de los niños son una de las causas generalmente ignoradas. Para descubrir los alimentos más comunes  que tienes en la cocina ahora mismo pero que contienen esos ingredientes tóxicos, sigue este enlace ALIMENTOS TÓXICOS PARA NIÑOS

3. Frutas y Vegetales Congelados

Siempre recomiendo que compres los alimentos congelados con la etiqueta de orgánicos (de cultivo biológico). Algunas variedades congeladas pueden contener organofosfatos que no pueden eliminarse debido a que el alimento está congelado.

De acuerdo al Departamento de la Salud Pública en Illinois “Existen casi 900 especies distintas de insecticidas (pesticidas) que pueden ser utilizados en los Estados Unidos. Un número pequeño (37) pertenecen a una clase de insecticidas conocidos como organofosfatos.

Los químicos que contienen estos insecticidas matan los insectos provocándoles serios trastornos en el cerebro y el sistema nervioso. Desafortunadamente, estos químicos también pueden dañar el cerebro y sistema nervioso de los animales y seres humanos”.

Alimentos que debes incluir en su alimentación

Probióticos

Si no puedes permitirte nada más,  dale a tu hijo con hiperactividad y/o autismo probiòticos a diario. Los probióticos ayudan a reparar la pared intestinal y mantener un equilibrio bacteriano. Es más yo  recomiendo que les den probiòticos a todos los niños porque la gran mayoría de niños, y también de adultos, tienen carencia. Consume un mínimo de 10 Billones de Microorganismos.

Vitamina D

La Vitamina D es nutriente esencial que controla ciertas actividades de la pared intestinal.  Estas pueden tener un impacto crucial para lo niños. Para casos de hiperactividad se aconseja una dosis mínima de 500 IU (Unidades Internacionales) al día.

Omega-3

Los aceites omega son antiinflamatorios. Los pescados como el salmón (no lo compres criado en granja, solo compra Wild Cut, pescado del mar) so muy ricos en aceites Omega-3.  Además ayudan al buen funcionamiento del sistema neurológico.

Estas son bases nutritivas para reducir los síntomas de hiperactividad.  Algo más a tener en cuenta es que cuando uno come en un restaurante no sabe como se prepara la comida.  Tampoco se sabe qué ingredientes utilizan ni tampoco si son frescos.

Todos comemos en un restaurante de cuando en cuando y es provocativo además.  Pero contra más control tengas de los alimentos que  tu hijo consume,  mejor resultado tendrás regularizando su nivel de actividad.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.