Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

¿Conoces Todo Sobre El Colesterol Alto?

tienes-niveles-altos-de-colesterol

En conversaciones con algunos médicos, he encontrado discrepancias entre las lecturas que le dan a sus pacientes acerca de sus niveles de colesterol.

Esto causa cierta confusión en los pacientes y suele alarmarlos cuando les dicen “su colesterol está alto”.  Y luego se inicia una lista de lo que no debes comer, las medicinas a tomar y demás.

Sin embargo, muchas de las posturas y recomendaciones de la medicina están siendo revolucionadas por los descubrimientos científicos. Lo que ha llevado a que las recomendaciones sean otras. Incluidas las formas en considerar los resultados de un examen de colesterol. Así como, la relación existente entre colesterol alto y ataques al corazón.

Como han cambiado los criterios en el transcurrir de los años

Algunas décadas atrás, no se consideraba alto el colesterol hasta que tu lectura sobrepasara los niveles de 300 en adelante. Pero, a medida que pasaron los años se ha tomado el criterio de que debe permanecer lo más bajo posible o de otro modo iremos derecho a la tumba.

Lo primero que los médicos prohibieron fue consumir grasas y tener el colesterol alto.

Debes considerar que el colesterol es necesario para el buen funcionamiento de tu cuerpo

El mito de tener el colesterol lo más bajo posible puede ser muy peligroso para el equilibrio de tu salud. Ya que está molécula es vital para tu organismo y muy necesaria para el desarrollo celular. Así como la producción del estrés, vitamina D y las hormonas de la sexualidad.

Pero, se empeñan en combatirla eliminando las grasas totalmente y prescribiendo estatinas que deterioran tu salud.

Estudios desarrollados en las dos últimas décadas han demostrado comparaciones de personas que sufrieron ataques al corazón. De esta población, solo el 25% presentó el colesterol alto, mientras que el otro 75% poseía niveles normales. Por lo que, se demostró que el colesterol alto, no estaba relacionado con los ataques cardíacos.

A esto se suma que los pacientes que fallecieron en su mayoría mostraban la coincidencia de colesterol bajo. Y que, habían estado tomando estatinas de manera incorrecta, por lo cual causaron daños a su salud.

7 factores a considerar si le dicen que su colesterol está alto

Si te han dado este diagnóstico,  es bueno que te enteres de algunos aspectos que debes considerar. En especial si es la primera vez que te ocurre. Te pido que borres cualquier prejuicio o idea basada en paradigmas anteriores.

1. Mitos acerca del colesterol alto

mitos-colesterol-alto

Los estudios realizados en la década de los 50 acerca de la relación entre enfermedades coronarias y comer grasas alimentarias, estaban muy sesgados. Pues de 22 países que se considerarían en el estudio, solo se extrajo información de 7. Lo que representa menos de 1/3 de la población a estudiar.

El estudio arrojó como resultado el mito de que, las personas que comían mucha carne y lácteos tendrían como consecuencia el colesterol alto y terminarían padeciendo del corazón.

Esto cimentó una cultura de evitar grasas saturadas y el mercado se llenó de alimentos bajos en grasa. Esto dio origen a los medicamentos para bajar el colesterol. Pero a más de 50 años no hay resultados positivos.

En cambio:

  • Se incrementó el número de personas obesas al punto de ser una epidemia mundial.
  • La diabetes ha crecido en niveles nunca antes pensados.
  • Las estadísticas demuestran mayor incidencia de enfermedades del corazón.

2. Tu cuerpo necesita el colesterol

El colesterol es una sustancia que está presente en todo tu cuerpo. Viaja por tu torrente sanguíneo, contribuye en la formación de las células, hormonas tales como progesterona, estrógenos y testosterona. También forma parte de los ácidos biliares, estimula la producción de la vitamina D y a las neuronas le sirve de aislante.

Y, por si fuera poco, tu cerebro necesita el colesterol para mantener sano tu cerebro. Ya que te permite dar forma a los recuerdos y mantener la memoria. El Alzheimer lo ralentiza, previene la depresión y el derrame cerebral.

3. Hay un solo tipo de colesterol

Seguro que te han dicho que, existe el colesterol bueno o HDL que es capaz de proteger tu corazón. Mientras que el colesterol LDL o malo, se encuentra en tu torrente sanguíneo.

Este último, ha sido tildado de acumularse en las arterias y al estrecharlas ocurren coágulos que afectan tu corazón y cerebro. Más te digo, honestamente que, solo hay un tipo de colesterol.

La razón es que ambas son lipoproteínas, es decir, la combinación de colesterol y partículas de proteínas. Estas al combinarse lo transportan en la sangre. En ese transcurso, las partículas de lipoproteínas LDL, que son muy pequeñas, penetran el revestimiento de las arterias y se oxidan causando una inflamación que trae las obstrucciones.

De manera que en tu sangre puede haber grandes cantidades partículas de colesterol y no representar un peligro. Pero igual te prescriben estatinas que te resultan tan dañinas.

4. Mide tu riesgo

Realízate un perfil adecuado de colesterol. Y considera los antecedentes familiares de enfermedades cardíacas y demás factores de riesgo. Pide que te ordenen exámenes donde puedas medir:

  • La proteína C reactiva de alta sensibilidad.
  • El tamaño de las partículas de colesterol.
  • La lipoproteína.
  • El fibrogeno sérico.

Todo esto, te dará un panorama más certero de tu verdadera condición y de cómo puedes estar consciente y aprender a manejar tus riesgos. Recuerda que cada persona es diferente.

5. La verdad detrás de las estatinas

estatinas-colesterol-alto

Detrás de las estatinas hay todo un andamiaje construido con intereses comerciales. Pues los fabricantes de medicamentos son los que controlan algunos aspectos como:

  • Los intereses económicos se han convertido en la pauta que da forma a los lineamientos a fin de callar las controversias.
  • Profesionales de la salud y conferencistas que promueven el uso de las estatinas son premiados con honorarios considerables por las grandes compañías farmacéuticas.
  • Los investigadores reciben dinero de las empresas que más venden este tipo de medicamentos.

6. Valora tu necesidad de tomar los fármacos

A menos que tu condición sea muy crítica o sufras de hipercolesterolemia familiar, valora si realmente necesitas tomar las estatinas que te pondrá en riesgo.

Toma como punto de partida, los antecedentes familiares. Es decir, si hay personas con colesterol alto y determina la tasa de supervivencia para saber cuan longevas pueden ser.

Dile a tu médico que te inclinas por opciones naturales y de alimentación.

Solicita una evaluación más integral donde aparte del perfil lipídico puedas conocer:

  • Tu valor de azúcar en sangre en la mañana cuando aún no has desayuno. Ya que si tus valores están por encima de 100 mg/dl tienen mayor tendencia de sufrir eventos cardiovasculares.
  • Los niveles de insulina altos son un indicador de que tu cuerpo está luchando para compensar su glucosa en sangre. Debido a la obesidad o un alto consumo de carbohidratos.
  • El hierro en niveles muy excesivos representa un estrés oxidativo que daña tus vasos sanguíneos y eleva tu riesgo de padecer ataques al corazón.

7. Maximiza tu colesterol bueno

La idea es que puedas hacerlo de manera natural y sin tomar fármacos a fin de que te protejas. Por lo tanto, procura hacer algunos cambios en tu vida para fortalecer tu salud.

  • Elimina de tu dieta el azúcar refinado, la fructosa y las grasas trans. En cambio, consume alimentos enteros, naturales y orgánicos.
  • Excluye de tus comidas las carnes y productos derivados de ellas que han sido procesadas. Así como la de animales de criadero que han sido tratadas con medicinas y comidas con químicos añadidos.
  • Utiliza grasas buenas. Como la mantequilla de leche de vacas de pastura, aceite de coco, frutos secos sin procesar. Equilibra las grasas de omega 3 y 6 para cuidar tu corazón.
  • Consume vegetales y jugo de los mismos que son fuentes de minerales y vigila el equilibrio del calcio, magnesio, sodio y potasio.
  • Exponte al sol de manera regulada. Esto te permitirá optimizar tus valores de vitamina D.
  • Aleja de tu vida el cigarrillo y el alcohol.
  • Realiza ejercicio de manera regular eso fortalecerá tu corazón. Comienza por caminar cerca de tu casa y posteriormente procura entrenamiento de intervalos de alta intensidad.
  • Cuida tu boca, se ha probado que la mala salud dental incide en la salud cardiovascular.
  • Evita las estatinas ya que tienen efectos secundarios muy perjudiciales para la salud.

Más vale que te ocupes antes que te preocupes

Al leer este artículo puedes darte cuenta los errores de las investigaciones antiguas y los cambios surgidos en el conocimiento de las nuevas formas de medir y concebir el colesterol.

Las razones de las diversas discrepancias, que se basan en intereses económicos de la industria farmacéutica, lo cual te da autoridad para tomar decisiones que pueden transformar tu salud.

En este sentido, debes comprender que el control del colesterol está en tus manos, con solo hacer una serie de cambios en tu estilo de vida.

Excluir alimentos procesados, azúcar y grasas malas.   Implementar una alimentación natural, completa y orgánica. Ejercitarte, de manera adecuada y finalmente, tener control de las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita en equilibrio.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias

https://www.webmd.com/cholesterol-management/tc/high-cholesterol-overview

https://www.medicalnewstoday.com/articles/9152.php

https://www.everydayhealth.com/high-cholesterol/guide/