Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

5 Remedios Naturales Para Tratar El Dolor De Oído

Me encontraba en un vuelo dentro de los Estados Unidos, para ir a una conferencia que me habían invitado. Delante de mi asiento, se encontraba una joven madre que viajaba con su niño de 4 años. De repente, el niño comenzó a llorar a gritos y decía que le dolían mucho los oídos.

La joven madre desesperada trababa de calmarlo. Me preocupé y me levanté de mi asiento a auxiliarla. Le pedí al chico que tomara aire por la boca, tape su nariz y le solicité tragar el aíre. El niño se quejó, pero luego paro de llorar. “Se ha ido” dijo refiriéndose al dolor.

Seguro que en alguna oportunidad viajando en un avión has tenido un intenso dolor de oído a causa de la presión que se acumula dentro del avión. Lo cual ocurre repentinamente. De ese mismo modo ocurren las otalgias o dolores de oído en cualquier persona, sin importar su edad.

Son diversas las causas y muchas de estas pueden ser tratadas de manera natural para evitar el uso de antibióticos o calmantes que pueden traer efectos secundarios no deseados.

¿Qué es un dolor de oído?

Es cuando se te presenta un dolor agudo en uno o los dos oídos. Según lo que lo origina puede durante un momento o permanecer por horas.

Infecciones del oído

Las infecciones del oído son muy frecuentes, sobre todo en los niños. La infección más común del oído más diagnosticada es la otitis media. Esta, es una inflamación que ocurre en el oído medio, es decir, detrás del tímpano. Tiene un desarrollo rápido y causa mucho dolor. Si, aparece y desaparece, se le denomina crónica.

Muchas veces son consecuencia de una infección en la garganta. Ya que, en la parte posterior de la garganta está la trompa de Eustaquio que comunica la garganta con el oído y drena fluidos por allí. Cuando esta trompa está obstruida, se acumula el líquido y es entonces que, ocurren infecciones.

¿Qué personas son más susceptibles a sufrir una infección en los oídos?

Las personas susceptibles o que puedes considerar población de riesgo son:

  • Los bebés y niños, porque a ellos frecuentemente se les suele obstruir las trompas de Eustaquio. Como consecuencia tendrán infecciones en sus oídos.
  • Cuando el bebé toma su biberón acostado, esto hace que el líquido pueda penetrar en los oídos. Por lo cual, debes acostumbrarlo a que lo tome con apenas una leve inclinación.
  • Los adultos, aunque son menos frecuentes que en los niños, también sufren estas infecciones.
  • Al introducirte objetos en los oídos para extraerte la cera y lo lastimas, abriendo campo para las infecciones.
  • Cuando sufres de alergias.
  • Si padeces de sinusitis.
  • Si eres de las personas que segregan mucho moco o saliva.
  • El humo del tabaco también puede afectarte, si es tu caso.

¿Qué puede ocasionarte un dolor de oído?

El origen del dolor de oído puede deberse a muchos factores. Pero a menos que sea un insecto, infección y objeto en el oído, no representa gravedad. Estas pueden ser las más conocidas:

  • Si sufres de artritis de la mandíbula.
  • Al padecer una infección aguda del oído.
  • Cuando mantienes una infección crónica del oído.
  • Cambios de presión cuando viajas en un avión (por grandes alturas y otras causas).
  • Si tienes mucho cerumen.
  • Un objeto o insecto dentro de tu oído.
  • En caso de que se te haya perforado el tímpano.
  • Infección por sinusitis.
  • Si te ocurre una infección en la garganta.
  • Síndrome de la articulación temporomandibular (ATM).
  • Cuando tienes una infección dental.
  • Espinillas en el conducto auditivo.
  • Rechinar los dientes.

El oído es un órgano muy completo e importante para los seres humanos. El recibe el sonido por medio de ondas que se encuentran presentes en el entorno. Estas, son trasladadas a unos huesitos muy delicados que se encuentran en su interior y así llegan a tu cerebro. Permitiendo así que comprendas el lenguaje y los sonidos.

Elimina el dolor de oído con estos cinco remedios naturales

Como puedes apreciar hay dolores que puedes aliviar y en otros el dolor de oído es el síntoma de otra enfermedad. Por ello, debes buscar el origen para tratar la enfermedad que lo ocasiona. Mientras lo haces, quiero brindarte cinco remedios naturales para que puedas tratarlos y cortar el dolor:

1. Aceite de coco o Aceite de oliva para tratar el exceso de cera en los oídos

aceite-de-coco-para-oídos

La cera de tus oídos es muy necesaria para mantenerlos sanos, te da lubricación, te protege para que las bacterias del exterior no penetren en tu oído. En esta cera existen péptidos antimicrobianos que evitan que las bacterias y los hongos colonicen tu oído.

El uso de tapones, palitos de algodón y cualquier otra herramienta que utilices para limpiar tu oído puede detener o hacer que el desarrollo del cerumen sea lento y exponerte a padecer enfermedades y se propicien los dolores de oído. Pero, si tienes una exagerada producción de cera y se reseca en tu oído, recurre a esto:

  • Irrígalo con una solución salina y extrae con una inyectadora sin aguja.
  • Coloca unas gotas de aceite de coco ó de oliva a fin de humectar y permitir que el cerumen se ablande.
  • Utiliza el peróxido de hidrógeno para irrigar el conducto auditivo.

Estos consejos te permitirán equilibrar la producción del cerumen en tu oído.

2. Vinagre de Manzana para el dolor de oído por virus o infecciones

Si tienes una otitis media por una infección en el oído, por lo general tu tímpano está colapsado por el líquido y necesitas reducir la presión para aliviar el dolor de oído. Te recomiendo que utilices las siguientes técnicas:

  • Masajea la parte externa para aumentar la irrigación sanguínea y fomentar el fluir de los líquidos retenidos.
  • Realiza gárgaras de agua salada para ayudar a diluir la flema o líquido que pueda estar acumulada en tu oído. Además, esto te permitirá combatir los virus.
  • Las gárgaras de vinagre de manzana te ayudaran en el caso que sea una infección por hongos.

3. Aplícate compresas para el dolor

compresas-para-el-dolor-de-oído

Las compresas son capaces de aliviar el dolor de muchas partes en el cuerpo, son muy efectivas. Puedes hacer una combinación de 5 minutos caliente y 5 minutos fías. Pero, si hay mucha inflamación te recomiendo utilizar al principio solo frías.

Las compresas calientes mejoran la circulación de la sangre y aligeran los fluidos.

  • Puedes valerte de un paño húmedo con agua tibia, lo más que puedas soportar. Aplica sobre la zona del oído por espacio de 20 minutos, esto disminuirá tu dolor porque liberará la tensión muscular y mejorará la circulación de tu sangre.
  • Otra opción es rellenar una bolsita de tela con 1 taza de sal o arroz y llevarla al microondas para calentarlas. Luego, coloca sobre tu oído por espacio de 5 a 10 minutos.

4. El ajo y la cebolla

Es sabido que el ajo tiene propiedades antibacteriales, antimicrobianas y analgésicas. Por lo que te recomiendo las siguientes alternativas en el caso de combatir un dolor de oído por infecciones.

  • Mastica y come de 2 a 3 ajos al día.
  • Machaca 2 dientes de ajo y cocina en 2 cucharadas de aceite de sésamo hasta que oscurezca, reposa y cuela. Finalmente, aplica una gota en el oído enfermo.
  • Ralla una cebolla y extrae el zumo con un tamiz y aplica el zumo dentro del oído. Déjalo allí por 10 minutos y luego voltea la cabeza para drenar.

5. Leche materna para aliviar el dolor

En las culturas milenarias, las mujeres calmaban los dolores de oído dejando caer en el conducto auditivo leche materna. Estaban en lo correcto, pues la leche materna tiene anticuerpos naturales que desinflaman por lo cual maximiza tu curación. Es aplicable tanto a chicos, como a los adultos.

Uso: Coloca en el oído, dentro del conducto auditivo 3 a 4 gotas de leche materna en el oído que duele, cada 4 horas. Hasta que desaparezca el dolor.

Otros consejos que pueden ayudarte a calmar el dolor de oídos

consejos-calmar-dolor-de-oído

Existen otras opciones naturales que también pueden ayudarte, no dejes de probarlas:

  • El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada  al 3% te ayudará a calmar el dolor de oído, colocando unas 7 gotas en cada oído. Esto no solo te ayudará a calmar el dolor, sino que reducirá el tiempo de duración del resfrío.
  • Aplica unas gotas de gel de Aloe Vera, siempre y cuando no tengas ruptura del tímpano. Te aliviará el dolor y desinflamará.
  • Mastica chicle, en el caso que tu dolor de oído sea por la compresión dentro de un avión o por encontrarte en un lugar de mucha altitud. Cuando masticas chicle te alivias porque la presión de tu oído se libera. Así, el dolor desaparecerá.
  • Prueba también para las altitudes dar un gran bostezo o soplar un globo o bolsa plástica con el aíre que sale por tu nariz. Así equilibrarás la presión en tus oídos.

Cuantos beneficios para calmar el dolor de oídos tienes a tu alcance, ¡Pruébalos! La madre del chico en el avión estaba feliz y al bajarnos del avión, el chico vino a mi dándome un fuerte abrazo. Eso es salud, ser feliz.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.