Este Tipo de Café Aumenta El Riesgo de Cáncer

Hace unos días por fin encontré un técnico para que instalara mi máquina de café Gaggia que traje de Italia. Te cuento, como sabes vivo parte del año en Minneapolis, Minnesota y parte del año en Dorado, Puerto Rico.

Decidimos que íbamos a residir en Puerto Rico varios meses cada año. Sabía que no iba a poder vivir en la isla el encanto sin mi café expreso rociado con leche espumada. Así que encontré la manera de hacer llegar mi máquina Gaggia que tenía en Minnesota hasta el Caribe.

La labor no fue sencilla.  Mi bebé, así llamo con cariño a mi cafetera, pesa 70 libras (más de 30 kilos).  No voy a entrar en detalles para explicarte lo que tuve que hacer para traerla, transportarla desde Minnesota hasta Puerto Rico.  Pero lo importante es que aquí está. Bueno aquí ha estado desde hace muchos meses pero el problema era que no conocía quien pudiera hacerme la instalación.

La instalación no era tan sencillo como enchufarla y echarle agua. ¡Oh no! Mi Gaggia solo funciona con electricidad Europea de 220 (en Estados Unidos usamos 110).  Necesita una conexión directa a un suministro de agua y otra conexión directa a un desagüe para deshacerse del exceso de agua producido por el sistema de limpiado interior.

Si, si soy un poco complicada, pero es que aunque no tomo mucho café me gusta disfrutar el que bebo. Y otro punto es que mi Gaggia (la única otra mujer en mi familia) y yo llevamos muchos años juntas.  Laa compré con mucho esfuerzo y no quería dejarla abandonada en Minnesota donde tengo ya otra cafetera expreso.

En fin, hace unas semanas me encontré con mi amiga Natalie. Natalie, me dijo que estaba trabajando en un lugar nuevo. Allí se dedican a la instalación y comercio de maquinaria de café profesional. Ding, ding ding, todas las campanas empezaron a sonar en mi mente.

De repente vi que sí había luz al final del túnel.  Quizás iba a poder disfrutar de café autentico en mi casa en Puerto Rico. Durante la conversación, Natalie me dijo que iba hacer lo posible para ver si alguien podía ayudarme con mi cafetera.

A las 2 semanas el señor Ulises me llamó y me dijo que iba venir a ver mi cafetera. Al verla se sorprendió de lo grande que era y de la calidad de café que podía hacer.  Pero lo que sorprendió más fue ver el café que yo estaba usando.

En Minnesota yo siempre compró café orgánico (biológico).  Pero desde que llegué a Puerto Rico había estado usando un café normal. Pensé que Ulises estaba sorprendido porque no era Cafe Eco pero esa no era la fuente de su sorpresa.

Con un aspecto sombrío Ulises me preguntó que porque estaba usando ese café tan tostado. Le expliqué que no había estado prestándole atención a mi café ya que no tenía mi cafetera instalada. Ulises me miró de arriba abajo y me dijo: “Cocó, no es el sabor, es por tu salud”. ¿Salud? ¿Cómo por mi salud? Yo soy la fanática de la salud…

Ulises pasó a explicarme como el tueste en exceso del café produce una neurotoxina cancerígena. Eso puede evitarse si uno compra café con un tueste menos intenso.  ¿Te refieres a la acrilamida? Le pregunté, en efecto, me contestó enfáticamente.

La acrilamida es un químico neurotóxico que aumenta el riesgo de padecer de cáncer. Este es un bioproducto resultado de la quema de carbohidratos en los alimentos cocinados a altas temperaturas.  Sin importar si son horneados, fritos, tostados o asados.

Cuando el producto queda con una superficie seca amarillenta/marrón quiere decir que ha sido cocinado y procesado a más de 100 °C (212 °F) y puede contener este peligroso químico.

Yo conocía ese peligro  en carbohidratos como el pan, las patatas fritas y demás.  Pero hasta ahora que he estado investigando, no había leído ningún estudio que también incluyera los granos de café

Se puede encontrar en:

Patatas: ya sean asadas o fritas.
Granos: pan tostado, cereales o snacks procesados.
Café: los sustitutos de café a base de achicoria pueden contener 2 o 3 veces más de acrilamida que el café real.

El problema de la acrilamida en diferentes productos —sobretodo en las patatas fritas— ha generado bastante polémica, al punto que en el 2005 el estado de California demandó a las empresas que producen este tipo de productos.  Sucedió, por no advertir a los consumidores el químico que introducían en su cuerpo  al ingerir este tipo de comida.

En 2008 llegaron al acuerdo de disminuir la cantidad de acrilamida, lo suficientemente para no tener que advertir la posible obtención de cáncer en sus envases.

Un caso especialmente particular son las patatas apilables —las más reconocidas:  Pringles—.  El contenido de patata en esa marca es demasiado bajo.  No deberían venderse como Patatas Fritas sino como una mezcla de ingredientes sin valor nutritivo alguno.

El verdadero contenido de  las Pringles es: papilla de arroz, trigo, maíz y copos de patata. Esta masa debe pasar por varios procesos para poder tener la forma que todos conocemos. Las Pringle son uno de los productos más procesados que pueden existir. Algo tóxico y peligroso que deberías evitar.

En el supermercado vas a ver opciones que se venden como “más saludables” porque están horneadas.  Pero como mencioné anteriormente, la acrilamida puede formarse cuando el alimento es horneado.

Nuevos estudios indican que las patatas cocinadas al horno podrían contener tres veces más acrilamida que las fritas, debido a las altas temperaturas que se manejan.

Recuerda: todas las patatas fritas en bolsa contienen altos niveles de acrilamida, independientemente de si son horneadas, asadas o fritas.  O  si provienen de patatas  transgénicas o no. Además de contener Acrilamida  las patatas fritas tienen un efecto negativo en tus niveles de insulina.  Esto aumenta el riesgo a la diabetes y la obesidad.

Hasta ahora solo te he hablado de la acrilamida, pero también existen otras sustancias químicas tóxicas, que aparecen cuando los alimentos son sometidos a altas temperaturas. Existen más de 800 compuestos producidos al cocinar los alimentos a temperaturas elevadas, de estos, 52 aumentan la posibilidad de que llegues a padecer de cáncer.

Las sustancias más conocidas que se producen a la hora de exponer los alimentos a altas temperaturas son:

  •  - Amigas heterocíclicas (HCA): esta se forma cuando se deja carbonizar la carne, de ahí la importancia de no dejar que esta se ennegrezca. Si llega a suceder, no comas ese pedazo, ya que esta sustancia puede producir cáncer.

  •  - Hidrocarburos aromáticospolicíclicos (PAH): esta sustancia también es productora de cáncer. Se forma cuando las grasas son expuestas al calor, producen humo, este rodea tu comida y la impregna de esta peligrosa sustancia.

  •  - Productos finales de glicación (AGE): estos pueden acumularse en tu cuerpo después de un tiempo de su digestión, provocando estrés oxidativo, inflamación, aumento del riesgo de sufrir de alguna enfermedad cardiaca o renales y diabetes.


Algunas empresas están tratando de encontrar una fórmula saludable para poder producir patatas fritas que no sean tan perjudiciales para el cuerpo. De todos modos, debes tener en cuenta que el consumo excesivo de este tipo de alimentos, por más saludables que sean, siempre llevarán a enfermedades como la diabetes, problemas cardiacos, obesidad. Recuerda: todo en exceso es malo, no va compensarse por comer algo bueno.

La mejor forma de evitar el consumo de productos que demasiado cocinados. Entre ellos también el café French Roast que ennegrece los granos de café por su tueste extendido aumentado en contenido de acrilamidas.Es muy alentador saber que estás interesado en la salud, sé que no es fácil abandonar todo lo que es malo pero solamente el hecho de que este en mi página es indicador de tu buena voluntad e interés en vivir más sano.

Pero todo empieza con pasitos pequeños, puedes dejar estos productos: patatas fritas (en bolsa o de las de comida rápida), sodas/gaseosas (no importan si son light, los endulzantes utilizados en estos productos son bastante perjudiciales) y donuts.

El cocinar o procesar los alimentos no solo crea estas peligrosas sustancias, también elimina los nutrientes y minerales que estos contienen. Sentirás una gran diferencia al comer productos orgánicos como la leche, huevos o vegetales.

Muchas personas piensan que comer y cocinar sano es muy caro pero la verdad es que cuando sabes que comprar y como cocinarlo acabas ahorrando dinero y sintiéndote mucho más sano. Bueno, una vez Ulises me recordó que el tueste del café cuando es extendido también genera acrilamidas y que el aroma y sabor cambian, me deshice de mi café y compré café de tueste medio para disfrutar de mi pequeña dosis diaria con regularidad pero sin sentimientos de culpa.

En cuanto a mi Gaggia. mmm… que voy a decirte Ulises hizo un trabajo extraordinario. La instaló en una esquina de mi cocina sin necesidad de conectarla al suministro de agua.

Se le ocurrió la idea de crear un sistema independiente debajo del mostrador escondido en un armario. Lo hizo por medio del uso de un contenedor de agua comercial, conectado al tubo de la Gaggia, una pequeña bomba de agua y otro contenedor como desagüe y tengo mi sistema instalado y funcionando…

En fin, soy la mujer más feliz del mundo y ahora en lugar de consumir café lleno de neurotoxinas solo compro café ligeramente tostado y lleno de antioxidantes. ¿Y tú qué? ¿Te gusta el café?

Espero que hayas disfrutado de esta información, si no lo has hecho regístrate en la parte superior de esta página. Te enviaré gratuitamente mi Guía con Las 7 Claves Sencillas Para Vivir Más Sana y si te ha gustado este artículo gracias por dejarmelo saber por medio de ese LIKE.

Un beso muy grande

Bibliografía:


http://io9.gizmodo.com/5851487/how-are-pringles-made

http://www.cancer.org/cancer/cancercauses/othercarcinogens/athome/acrylamide

http://www.forbes.com/sites/alicegwalton/2013/11/15/the-fda-calls-out-yet-another-food-chemical-to-avoid-acrylamide/#67d53dd37e3f