7 Síntomas Que Indican Mal Función de la Tiroides

Hace unas semanas, tuve un episodio con una amiga que vino a visitarme a casa.  Luego de saludarnos, estuvimos conversando un rato en el estar.  Posteriormente pasamos al Family Room donde los niños estuvieron entreteniéndose con algunos vídeos y juegos.  Finalmente, terminamos en el lugar de reunión predilecto de muchos de nosotros, la cocina!

Les hago este recorrido porque resulta que cuando ella llegó a casa, dejó las llaves de su automóvil sobre la mesa del estar.  Luego al mudarnos de un sitio a otro olvidó donde estaban sus llaves.  Entró en crisis al no recordar dónde las había dejado.  Comenzó a sudar de forma profusa, pasando además de la calma a la histeria de forma inadvertida.

Luego del incidente, de risas y de bromear sobre la situación,  le sugerí que se hiciese un examen de tiroides. Le dije “tú sabes, para descartar algún desequilibrio hormonal”. Afortunadamente para ella, los resultados fueron negativos y solo necesitó de unas cortas vacaciones para desestresarse y oxigenar su cerebro.

Si experimentas cambios de ánimo , cambios en tu temperatura corporal, olvidas constantemente en dónde dejaste las llaves o los nombres de algunas personas, quizá debas de acudir al médico para un sencillo examen de tiroides.

Puede que seas una de las personas que sufren para no subir de peso.  Si eres de las que envidias a aquellos que comen y comen sin engordar ni un gramo, debes entender que muchas veces se trata de gente activa.  Es gente que quema todas las calorías que consume.

Pero a otros lo que les pasa es que padecen hipertiroidismo. El hipertiroidismo es una alteración que proviene de un exceso de hormonas tiroideas

O quizás seas de los que se quejan porque se sienten fatigados, con un cansancio continuo y sin energías para culminar su día a día. Y si además notas que tus labios ahora tienden a estar resecos y descamados, e incluso luces un cutis reseco. Si te ves reflejado en alguno de estos escenarios o muchos de ellos, entonces es momento de que examines tu Tiroides.

Pero, ¿sabes qué es la Tiroides y qué tiene que ver con los síntomas que te acabo de mencionar?

Para ponerte en contexto, la tiroides es una glándula en forma de mariposa que pesa menos de 30 gramos y que está situada en el cuello justo por debajo de la nuez.  Es la responsable de producir la proteína tiroglobulina.  Esta al unirse al yodo forma dos hormonas que influyen de manera esencial a cada órgano, tejido y célula de nuestro cuerpo.

Hipertiroidismo e hipotiroidismo


Una condición de la tiroides sucede cuando se une muy poca proteína tiroglobulina al yodo.  Por lo que se producen muy pocas hormonas, esto se conoce como hipotiroidismo. En ese caso, cuando el ritmo metabólico es ligeramente bajo, se experimenta cierto cansancio y  agotamiento. El hipotiroidismo afecta alrededor del 80% de las personas con enfermedades de la tiroides.

Si por el contrario el ritmo de la tiroides se acelera un poco por encima de lo normal se conoce como hipertiroidismo, en ese caso se manifiesta una sensación de nerviosismo que se convierte en agitación, pérdida de peso, sofocación y claras alteraciones emocionales.

¿Por qué debes estar pendiente si manifiestas estos síntomas? 


Si no se tratan las anomalías de la tiroides, pueden ocasionarte infertilidad, debilidad muscular, enfermedades cardíacas, osteoporosis.  En casos extremos, el coma o la muerte. Sin embargo, se estima que la mitad de los casos en Estados Unidos (unos 15. Millones), siguen sin ser diagnosticadas.

Así que si presentas algunos de esos síntomas  - especialmente si eres mujer -, podrías ser una de ellas.

Como puedes darte cuenta, la glándula tiroides juega un papel fundamental para tu salud. Si no funciona adecuadamente, puede causar mucho daño en todas las áreas de tu organismo.

Pues bien, ¿Cómo puedes saber si padeces Hipotiroidismo?

Lo principal es que ‘escuchemos nuestro cuerpo’. Así que atentos a estos síntomas, te ayudarán a identificar cuando una tiroides `esta lenta´:

1.- Un menor nivel de energía:


La fatiga, falta de entusiasmo y energía son un síntoma común de una tiroides que funciona pobremente. Cuando te sientes deprimido, sentirás prácticamente estos síntomas.

Así que si te han diagnosticado depresión, lo ideal será que te asegures de que tu médico revise los niveles de tu tiroides.

Ahora bien, podrías preguntarte ¿cómo puedo yo diferenciar la fatiga o cansancio provenientes de un mal funcionamiento de la tiroides con algún otro proceso normal que también puede generar fatiga o perdida de energía?

¿Cómo puedes saber la diferencia? Pues bien, la fatiga relacionada con la tiroides comienza cuando no tienes la energía para hacer las cosas que solías hacer. Así que pendiente de esta señal.

Si sientes que no tienes energía para hacer ejercicio y generalmente no haces ejercicio regular.

Si sientes la cabeza pesada o cansada, especialmente en la tarde, es otro indicador importante.  La cabeza es muy sensible al estado de las hormonas de la tiroides.

2.- Sueño


Dormirte en cuanto te sientas sin tener que hacer nada es otro indicador o si después de haber dormido más de 10 horas sientes que no puedes salir de la cama.

3.- Aumento de peso

Si aumentas de peso con facilidad o si te es difícil perder peso, a pesar de que realices un programa de ejercicio intenso y cuidas tu alimentación, es otro indicador.

4.- Piel seca, áspera o escamosa y cabello seco y enmarañado

En los meses de invierno, muchos de nosotros experimentamos periodos de piel y cabello secos.  Pero si tienes piel seca que no responde bien de forma permanente, entonces se puede considerar como síntoma de hipotiroidismo.

5.- Estreñimiento


Puede que suene algo extraño, pero cuando la tiroides está lenta, también se ralentiza la digestión provocando el estreñimiento, distensión abdominal y otros problemas estomacales.

6.- Pérdida de cabello


Especialmente las mujeres debemos poner atención en la  tiroides cuando perdemos cabello sin ninguna explicación. Afortunadamente, si tu pérdida de cabello se debe a un mal funcionamiento de la tiroides, tu cabello volverá con un tratamiento apropiado para ésta.

7.  Sensibilidad al frío


Ojo con esto. Sentir frío todo el tiempo es otro indicador de la baja función de la tiroides.

Cualquiera de estos síntomas pueden indicar una tiroides lenta, pero mientras más síntomas de estos experimentes, mayor será la probabilidad de que padezcas de  hipotiroidismo.

¿Qué métodos hay para diagnosticar el hipotiroidismo?


Los especialistas aplican diversas formas de diagnosticar el hipotiroidismo. Una es medir de forma exacta su temperatura corporal.  Otra de las pruebas más usadas es midiendo el metabolismo basal, es decir, la cantidad de oxígeno que tu organismo necesita para mantener sus funciones básicas estando en reposo.

Sin embargo, en mi caso, tengo preferencia por los análisis de laboratorio. Generalmente, realizando un sencillo análisis de TSH (hormona estimulante de la tiroides) en sangre. Mientras más alto sea tu nivel de TSH, será más probable que padezcas de hipotiroidismo.

Afortunadamente, hay análisis adicionales que confirman si tienes una tiroides lenta o no. Para saberlo, es vital que te realices estos exámenes. Los análisis T3 y T4 (cantidad de tiroxina), pero incluso son más importantes los llamados ‘T3- total' y 'T4-total'. Si esas hormonas están fuera de los rangos de referencia normales, entonces tienes un problema.

La deficiencia de yodo, una causa común del hipotiroidismo

La deficiencia de yodo es una de las tres deficiencias nutricionales más comunes.  En conjunto con la vitamina D y el magnesio, es una causa del hipotiroidismo pero que se puede remediar fácilmente.

¿Cómo saber si tienes suficiente yodo en tu cuerpo?


Si cuando tocas algo con tus dedos ligeramente mojados dejas una marca amarillenta, significa que el yodo está saliéndose por tu piel, lo que indica que tu cuerpo está saturado. Es decir, que no tienes deficiencia del mismo.

Un análisis simple para revisar si tienes deficiencia de yodo implica aplicarte un poco de yodo sobre tu piel y observar qué tan rápido se absorbe.

Una manera de asegurarte de que obtienes suficiente yodo es a través de  una prescripción económica de SSKI (yoduro de potasio súper saturado) de tu médico. Simplemente aplícate tres gotas sobre la piel y frótala hasta que esta se absorba, una vez al día.

Opciones de tratamiento para el hipotiroidismo


Como en toda enfermedad, la clave es la intervención temprana. Esto te ayudará a restaurar exitosamente la función de tu tiroides.

Sin embargo, si te han retirado quirúrgicamente la tiroides, no tendrás otra opción que tomar medicamentos que te suplirán de las hormonas tiroideas por el resto de su vida, y el control médico es fundamental.

Aunque existen medicamentos que pueden ayudarte a regular la función tiroidea,  estos no son la única solución. Afortunadamente hay otras maneras de favorecer la salud de la tiroides de forma natural,  con las que además puedes prevenir los síntomas o efectos secundarios adversos.

Aplica estos sencillos consejos, ¡tu tiroides lo agradecerá!

Soluciones Naturales para regular la función tiroidea


Como ya sabes, me gusta ofrecerte soluciones naturales y fáciles de aplicar. Sigue estos consejos para favorecer la normalización de la función de la tiroides y por ende tu salud en general:

1.- Alimentación


Mantén una alimentación saludable, siguiendo un plan nutricional balanceado que  evite los alimentos procesados y refinados.

Aumenta la ingesta de selenio y yodo.  Te brindarán la materia prima para que tu glándula tiroides funcione mejor.  Esto puedes encontrarlo en los arándanos rojos, yogurt, judías blancas, algas y demás vegetales marinos (Algas, etc.).  Te aportarán una buena cantidad de yodo.

Consume grasas omega-3 de fuentes de alta calidad, como el aceite de kril. Hay estudios y principios fisiológicos que sugieren que la grasa omega-3 en dosis de 3-5 gramos al día son útiles para restaurar la función de la tiroides.

Elimina alimentos basados en soya sin fermentar, ya que comprometen la función de la tiroides.

2.- Sueño


Duerme bien durante la noche y trata de hacerlo en completa oscuridad.

3.- Control del Estrés


Evita o trata tu estrés emocional. ¿Sabías que  La glándula tiroides de la gran mayoría de las personas se daña debido a que sus glándulas suprarrenales están débiles? ¿Por qué te digo esto?

El estrés emocional es uno de los causantes del daño suprarrenal y si no resolvemos nuestros conflictos emocionales previos,  difícilmente lograremos recuperar la función tiroidea.  La glándula tiroides intenta compensar esto y eventualmente se da por vencida y deja de funcionar.

En conclusión, toma el control de tu salud, ¡cuida tu tiroides! Y si aún no has adoptado las acciones y los hábitos para contrarrestar  estos efectos, hoy es un buen día.

Ya sabes que soy madre, que tengo un trabajo seglar y que esta obra investigativa y educativa la hago sin ningún fin de lucro para que estés informada. Y con ese propósito quiero regalarte Las 7 Claves Sencillas Para Vivir Más Sana. Entra tu email en la parte superior de esta página, recibirás mi guía inmediatamente.
Referencias:

http://www.thyroid.org/hipotiroidismo/

http://www.medpagetoday.com/PrimaryCare/DietNutrition/2317