5 Recetas Sencillas Para Blanquear Los Dientes

Recetas

Aunque nací en Alemania me crié en España en un pueblo al sur de Barcelona llamado Reus. Como todos los niños asistía a un colegio cercano que se llamaba Alberich i Casas. La directora del colegio María Teresa Vallverdú March era mi prima segunda y aunque ella no me trataba con ningún favoritismo, me hacía sentir bien saber que compartíamos un poquitín de sangre.

Te lo creas o no, durante mi niñez no era la niña popular de mi clase, todo lo contrario. Cuando tenía 10 años y ya había cambiado los dientes de leche por los de adulto, Daniel, un niño travieso de mi clase disfrutaba llamándome conejita, se refería a mi dentadura que en aquel entonces estaban más desarrollada que el resto de mi cara.

La verdad es que pese a sus insultos insistentes nunca desarrollé un complejo. Ya desde muy niña aplicaba las palabras "A Palabras Necias Oídos Sordos" así decidí no prestarle atención. Bueno, los años fueron pasando, mi cara fue ajustándose y de adolescente aprendí que mis dientes no eran un maldición.  Sino todo lo contrario y que tener los dientes grandes y blancos como los conejos era una bendición.

Ahora que tengo más de 40 años cuido mucho de mi dentadura y utilizo estos métodos naturales.  De eso  te voy a hablar para evitar que mis dientes de conejo se oscurezcan... Como el viejo refrán dice: "Más Vale Prevenir Que Curar" así que quiero que tengas en mente algunas prácticas preventivas y sencillas que yo utilizo y funcionan muy bien.

¿Cómo se manchan los dientes ?


Existen 2 tipos de manchas en los dientes, están las internas y las externas. Las manchas que se forman en la parte interna del diente se les denomina manchas intrínsecas.  Estas se originan por fisuras causadas por golpes, caídas, accidentes o por rechinar los dientes.  También son producidas por envejecimiento, exposición a sustancias o medicamentos como los antibióticos y a una alta ingestión de fluoruro.

Por su parte las manchas que aparecen en la superficie de los dientes se llaman manchas extrínsecas. Son el resultado de consumir bebidas y alimentos coloreados como té, café y refrescos de cola, entre otros.  Estos alimentos y bebidas manchan los dientes de forma penetrante y con el tiempo los van dejando de un color amarillento.

El fumar o mascar tabaco, los malos hábitos de higiene dental y los alimentos ácidos, como los cítricos o el vinagre, contribuyen a deteriorar el esmalte que recubre los dientes y a que aparezca ese color amarillento en ellos.

"Cuando ya tenemos manchas en nuestra dentadura la naturaleza se presenta como una gran solución para lograr nuevamente ese tono blanco y brillante que anhelamos mostrar en nuestros dientes; si tu deseo es sonreír libremente sin ocultar tus dientes aquí tienes la solución"

1) Pasta de Dientes con Aceite de Coco


pasta-de-diente-aceite-de-coco

Esta receta es mi favorita y si no tienes tiempo de probarlas todas te aconsejo que pruebes esta.  Te va a encantar porque el aceite de coco contiene ácidos grasos.  Al combinarse con la saliva de la boca producen una molécula de oxigeno que se adhieren a los dientes

Esa molécula permite que mientras te cepillas y enjugas esas manchas se vayan. Además de ser antibacteriano, el aceite de coco tiene un efecto antimicrobiano por lo cual es eficiente contra las caries y el mal aliento.

Utilizar el aceite de coco para blanquear los dientes es muy sencillo.

Necesitas



    • 1 taza de aceite de coco



    • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio

    • 1 cucharadita de sal

    • 15 a 20 gotas de tu aceite esencial favorito hierbabuena, eucalipto...




Coloca la taza de aceite de coco en un recipiente hondo, agrégale las dos cucharaditas de bicarbonato de sodio, una de sal y las gotas de aceite esencial. Mézclalo todo bien con un tenedor para que no queden grumos o bátelo en un procesador de alimentos hasta formar una pasta.

Esta mezcla la puedes usar diariamente tal como usas tu dentífrico comercial. Yo la tengo en un botecito con tapadera que guardo en mi armario del baño. Cada vez que me cepillo los dientes simplemente unto mi cepillo con la pasta y lo utlizo tal y como utllizarias un dentrífico convencional.

Si tienes dolor de encias o si éstas te sangran, añádele a tu cepillo unas gotas de aceite esencial de Frankincense y cepillate como de costumbre. Los componentes naturales de este aceite tienen te ayudarán a sanar las encías de forma rápida y natural contribuyendo a que tengas una sonrisa espectacular

2) Mascarilla de Cáscara de Plátano 


cáscara-de-plátanoLa cascará de plátano tiene un efecto purificador y blanqueador sobre tus dientes.  Posee vitaminas y minerales tales como el potasio, magnesio, manganeso y otros. Al tomar el interior de la cascara y frotarla sobre tu dentadura son absorbidos por el esmalte y dan como resultado un efecto blanqueador natural y nada corrosivo.

Lo recomendado para emplear esté método es que en la mañana después de haberte cepillado y usado hilo dental, peles un plátano maduro. Frota un pedazo de la parte interna de la cáscara sobre tus dientes durante unos 2 minutos.  Terminado este proceso enjuaga tu boca y no olvides repetir estos pasos en la noche antes de irte a dormir.

3) Cáscara de Naranja y Hojas de Laurel


cáscara-de-naranja

Toma un naranja y pela la mitad, o bien puedes pelarla por completo y hacer un jugo con la pulpa. No deseches la concha ya que es uno de los ingredientes principales de este remedio natural.  Por su parte toma un puñado de hojas de laurel.  Con la ayuda de un procesador de comida o un mortero, tritura las conchas de naranja junto con las hojas. Coloca esta mezcla sobre tu cepillo dental y aplícala a tus dientes.  Asegúrate de que llegue a todos los lugares de tu dentadura. Terminado este proceso enjuaga con abundante agua fresca.

4) Pasta de Fresas 


pasta-de-fresas

Las fresas contienen un ácido llamado “ácido málico”, cuyas propiedades ayudan a blanquear el esmalte de los dientes. Para la preparación de esta pasta toma 1 o 2 fresas bien lavadas. Aplástalas con un tenedor hasta que se forme una masa. Una vez lista coloca una porción sobre tu cepillo y frota la mezcla en tus dientes durante 5 minutos. Enjuaga y usa hilo dental para sacar las semillas de las fresas que se hayan quedado atascadas. Esta pasta no es recomendable mantenerla en tus dientes más tiempo que el indicado, ni usarla a diario.  El ácido de la fresa en un uso prolongado puede picar tus dientes o hacerlos más susceptibles a las manches.

5) Salvia


salvia

La Salvia aparte de usarse en las comidas se emplea desde hace mucho tiempo como blanqueador dental.  Para utilizarla con este propósito necesitarás tener en casa hojas naturales de salvia. Existen 2 modos de usarla.

El primero es frotando estas hojas con fuerza sobre tus dientes o masticar un par de ellas, lo recomendable es que lo hagas por la noche, después de haberte lavado los dientes para irte a dormir, al hacer esto a diario notarás los excelentes resultados.

Mantén tus dientes siempre blancos


De todos los consejos que te doy aquí,  el que yo pongo en práctica a diario es cepillarme los dientes con mi dentrífico casero hecho de aceite de coco, bicarbonato, sal y aceite de hierbabuena. Como puedes ver en mi foto hasta el día de hoy me ha resultado.  A pesar de tener 42 años aún mantengo una dentadura blanca.

Algunas otras cosas que yo hago que también pueden ayudarte es cepillarte los dientes después de beber vino tinto, café u comer alimentos de color oscuro. El delicado esmalte de los dientes puede absorber los colores oscuros de estos alimentos si lo dejamos reposar en la superficie por mucho tiempo.

Amiga, como ya sabes mi blog no tiene fin lucrativo, lo empecé después del fallecimiento de mi hijo Marco de 2 años para inspirar a otras mujeres como tu y yo a madres como nosotras que desean vivir de modo natural y sano.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

 REFERENCIAS: