Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

10 Síntomas Corporales Causados Por Tu Estado de Animo

Cuando Brenda se levantaba por las mañanas nunca sabía como el día se iba a desarrollar. Se había dado cuenta de que su estado de ánimo no solo le causaba dolor sino también estrés.

Brenda notó que a veces el dolor se movía de una parte de su cuerpo a otro dependiendo en como tenía su ánimo. Ella había probado un sin fin de medicamentos .  Pero llegó a la conclusión que debía aprender a dominar su mente  .  Así podría dominar el resultado de como le iba ir el día

Pamela, una amiga muy querida dijo una vez  “Lo que yo pienso,afecta como me siento. Lo que yo siento, afecta mis acciones. Cuando controlo mis pensamientos controlo lo que siento y lo que hago.”

Lo que dijo Pamela son palabras muy ciertas pero como decimos en España “De dicho a hecho hay un trecho” . Pero ese trecho o camino no tiene porque ser tan complicado como algunos creen.  El primer paso es controlar el estrés.

La palabra estrés es una constante tanto en los medios de comunicación como en el habla cotidiana.  Es el enemigo invisible de nuestro cuerpo pero palpable en casi todas las situaciones de nuestras vidas.

Y es que el estrés es el resultado de una serie de factores que nos causan angustia, temor, rabia, impotencia.  De igual manera nos causan  depresión, tristeza, emociones fuertes.  Incluso, cuando estas emociones son agradables, trayendo consigo graves consecuencias para tu salud y en algunos casos hasta la muerte.

Tu puedes ser de esas personas que trabaja sin descanso o andas constantemente ocupada y sin parar. Además te olvidas de los momentos necesarios para el descanso de tu cuerpo y mente.  Si eres así, debes saber que ya puedes estar siendo atacado por este enemigo silencioso.  Este enemigo capaz de producir una serie de afecciones al organismo que van desde malestares gástricos, erupciones cutáneas, hipertensión hasta infartos, accidentes cardiovasculares, demencia, impotencia (en el hombre), e infertilidad (en la mujer).

meditation-1287207_1920

Síntomas De Que El Estrés Está Afectando Tu Cuerpo

El estrés puede ir de un estado leve a un estado crónico y es este último el que más debe preocuparte, por eso es importante saber reconocer los síntomas cuando el estrés afecta tu cuerpo, en cualquiera de los estados que se presente. Algunos sus signos son:

1.- Acné

La presencia de acné en la piel no siempre es signo de adolescencia o de que estás comiendo muchas grasas.  El estrés también puede hacer aparecer esas indeseables protuberancias en tu piel.

2.- Dolor de cabeza

El dolor de cabeza se presenta cuando tenemos mucha presión en el trabajo.  También con los estudios o durante un período de gran preocupación.

3.- Falta de sueño

La falta de sueño es uno de los síntomas más frecuentes del estrés.  Es de los primeros en aparecer, a pesar del agotamiento físico y mental.  El sueño reparador se ausenta y las horas de sueño se van reduciendo hasta alcanzar al peligroso insomnio.

El no dormir al convertirse en una condición crónica va a desatar otra serie de dolencias.

4.- Hiperventilación

Cuando tu cuerpo está cargado de estrés  tus pulmones empiezan a recibir una mayor cantidad de oxigeno lo que produce hiperventilación.

5.- Ritmo cardíaco acelerado

Como cuando sientes temor o ves a esa persona que tanto te gusta, tus latidos se aceleran ante la presencia del estrés.

6.- Enfermar frecuentemente

Caer ante la gripe, alergias, problemas digestivos, mareos y otros trastornos comunes, uno tras otro o de manera repetitiva puede ser síntoma de los estragos que hace el estrés a tu cuerpo.

7.- Agotamiento crónico

Puedes dormir muchas horas pero apenas empezar el día sientes mucha fatiga, sueño constante y falta de energía en el organismo.

8.- Falta de concentración y pérdida de memoria

A tu mente le cuesta cada vez más mantenerse activa y todo lo ves más difícil de lograr.

Asimismo, de pronto empiezas a olvidar cosas que al principio pueden parecer poco importantes.  Pero que luego pueden convertirse en un verdadero problema.

9.- Alteración de los nervios

Tu mente se encuentra predispuesta y en constante alarma a pesar de estar agotada.  Tienes reacciones violentas y con gran facilidad caes  en depresiones profundas que pueden culminar en la demencia.

10.- Pérdida del apetito

Dejas pasar las horas de las comidas y no te preocupas por lo que comes.  Terminas casi siempre cayendo en las comidas rápidas.

Estos son algunos de los signos que manifiesta tu cuerpo en presencia del estrés.  Es un indicativo que debes parar un poco el ritmo que llevas y tener más cuidado.

Pero, si no haces caso a las señales de tu propio cuerpo, tu sistema inmunológico se debilita cada vez más.  Te hace más vulnerable a los virus e infecciones. Esto se debe al efecto de las hormonas, como el cortisol, que inciden directamente sobre la respuesta de tu sistema inmunológico.

Riesgos Causados Por Estrés

El estrés genera dolencias y afectaciones bastantes graves si no las controlas a tiempo.  Controlar a tiempo significa aprender a reducir y dominar el estrés.

Algunas de sus consecuencias son:

  1. Elevación de andrógenos (hormona masculina) en el organismo femenino.
  2. Aparición de puntos negros y granos en la piel.  Esto se debe al aumento de secreción sebácea en el rostro, espalda y cuello.
  3. Pérdida de cabello, llegando en casos extremos a desprenderse a puñados del cuero cabelludo.
  4. Aparición de eczemas,  acompañada de fuertes picores.
  5. Síndrome de Ovarios Poliquísticos, al combinar la mala alimentación con entrenamiento excesivo.
  6. Alteración del ciclo menstrual y con ello la fertilidad, en el caso de la mujer.
  7. Disfunción eréctil en el caso del hombre.
  8. Aumento de peso a causa de las hormonas que libera el estrés y que impiden la adecuada eliminación de las grasas.  Esto ocasiona una  acumulación peligrosa de grasas en el área abdominal, incrementando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  9. Alta presión arterial, que siempre asociada a intensos dolores de cabeza, náuseas y mareos que son señales inequívocas de un posible ataque al corazón.
  10. Estas dolencias, además del malestar físico, producen depresión y angustia en la mujer. Pero el constante estrés no sólo afecta al organismo.  A medida que el cuerpo va mostrando los síntomas, el estado de ánimo decae de manera alarmante.  “¡Ahora me estresa sentirme mal, qué estrés estar enferma!”.  La salud de la mujer se convierte en una bomba de tiempo cuya explosión puede ser fatal.

La Resiliencia Factor Determinante Para Combatir Los Estragos del Estrés

Casi siempre es inevitable vivir situaciones estresantes.  Lo que hace la diferencia entre un Infarto causado por una fuerte tensión y mantenerse firme ante las adversidades, es la manera en que se enfrentan estas situaciones de alto estrés.

Y esto tiene que ver con algo llamado Resiliencia. La resiliencia es la capacidad de cada persona de regresar a un estado de total normalidad luego de pasada la situación de estrés.

Estudios de expertos publicados por importantes medios de comunicación como The New York Tomes, han encontrado relación entre las personas con mayor resiliencia y las señales sus cuerpos les han dado durante momentos de estrés.

Han logrado diferenciar lo que experimenta su cuerpo en momentos de estrés y la normalidad.  Esto les permite identificar las alteraciones ocasionadas por un determinado evento estresante.

También, controlar la reacción de su organismo para así volver de manera rápida a la normalidad.  Todo esto es beneficioso para la salud.

Por el contrario, aquellos individuos con menor resiliencia pueden estar por más cantidad de tiempo bajo los efectos del estrés.  Su cuerpo  y mente son atacados por este enemigo, trayendo terribles consecuencias para su salud si se ven sometidos al estrés crónico.

Ejercita La Respiración Para Combatir El Estres

Combatir el Estrés y aumentar la Resiliencia es tan sencillo como ejercitar tu respiración. Y es que se ha demostrado que controlar la respiración es una técnica excepcional para relajar el cuerpo y la mente.

De allí que para la meditación, siempre se pida inhalar y exhalar con un mismo ritmo y manera pausada.

Y ya que no es algo tan difícil, puedes probar en este mismo instante con lo siguiente:

Colócate con la espalda recta, preferiblemente sentado, lleva tu lengua al paladar y déjala allí mientras ejercitas tu respiración.

Inhala profundamente por tu nariz lo más cómodamente que puedas, sin esforzarte en hacerlo rápido o lentamente, solo a un ritmo que sea cómodo y agradable para ti, llena tus pulmones y tu diafragma.

Contén la respiración sin soltar el aire que aspiraste por 7 segundos y luego exhala por la boca todo el aire con los labios formando un pequeño círculo, deja escapar suavemente el aire entre tus labios. Repítelo 3 veces más.

Esta práctica puedes irla aumentando al paso de un mes hasta llegar gradualmente a sesiones de 8 exhalaciones. ¿Ves que es sencillo, rápido y no cuesta nada?. Y de paso estás aprendiendo a controlar el estrés.

Psicología Energética Contra el Estrés

Otro método para reducir y controlar el estrés es el Psicotronismo, técnica efectiva contra el estrés que combina ejercicios de respiración, imaginación y meditación.

El primer paso es sentarte de la manera más cómoda posible (tú decides cómo y dónde sentarte), evita hacerlo completamente acostado. Comienza a respirar pausadamente durante tres minutos, puedes aplicar la técnica de respiración ya mencionada en este artículo.

Ahora, imagínate el aire que entra a tu cuerpo de color verde, imagina ese oxígeno recorriendo cada milímetro de tu organismo, mientras lo estás inhalando. Ahora poco a poco exhalo e imagínatelo de color gris.

El aire de color verde, representa vida que entra en tu cuerpo limpia de cargas nocivas. El aire que exhalas de color gris (plomizo, opaco) se asocia con el estrés que liberas al echarlo fuera de tu cuerpo.

Repite este ejercicio todos los días, no te tomará más de media hora. Escoge el momento y el lugar para realizarlo. a través de esta práctica, que también refuerza la técnica de respiración, podrás reducir el estrés de tu vida y alcanzar mejores niveles de vida saludable.

Puedes usar esta técnica y poco a poco ganar la batalla en contra del estrés. Cuando estés atravesando un momento de alto estrés,  detente por unos minutos, siéntate, cierra los ojos, respira profundamente y empieza a imaginarte el oxígeno rescatador.

Poniendo esto en práctica verás como en unos minutos tu corazón palpita con mucha más calma y poco a poco el estrés y sus síntomas abandonan tu cuerpo.

Finalmente…

Brenda puso en práctica no solo estas técnicas sencillas sino que también aprovecho para cambiar su estilo de vida. Ella se dió cuenta de lo importante que era tener una alimentación  sana. Tu también puedes reducir los síntomas corporales causados por tu estado de ánimo.