5 Formas De Combatir La Depresión Sin Fármacos

Recuerdo que hace un par de años conocí a Kate. Era una joven recién graduada de la universidad que vino a vivir, por motivos de trabajo, cerca de mi casa. Ella salía a correr por las tardes y de vez en cuando coincidíamos en nuestras respectivas rutinas.

Nos hicimos amigas rápidamente y con frecuencia nos contábamos cosas.  Un día después de terminar los ejercicios Kate me comentó que desde niña había pasado por muchos eventos depresivos .  Le habían recetado infinidades de antidepresivos a lo largo de su vida. La ingesta de estos antidepresivos se habían convertido en una dependencia y según ella ya no podía dejarlo.

Eso le había traído infinidades de problemas emocionales, debido a que sólo se sentía bien si ingería fármacos. Tenía días sin tomar los antidepresivos y se sentía ansiosa, quería dejarlos y no sabía cómo. Eso podía traerle problemas en su nuevo empleo.

Esta realidad es muy común en un amplio porcentaje de personas en todo el mundo.  Tan sólo en los Estados Unidos alrededor de 15, 7 millones de personas sufren de eventos depresivos recurrentes. La mayoría de estas personas no le cuentan a nadie su padecimiento y sufren en soledad.  Esto aumenta los niveles de ansiedad y la depresión se incrementa al no encontrar la manera de desahogarse.

Una de las manifestaciones de la ansiedad depresiva es el miedo. Es ese mismo miedo el que le impide a las personas depresivas expresarse.  Temen que sus seres queridos se alejen o, como en el caso de Kate, temen perder sus empleos. Por ende es primordial que los pacientes que sufran de depresión reciban tratamiento inmediato para evitar así, incidentes graves. Cabe acotar que el tratamiento con antidepresivos aumenta la dependencia y puede convertirse en problema en vez de una solución.

 

La depresión también nos afecta físicamente


 La depresión afecta directamente la calidad de vida de quien la padece, disminuye las actividades sociales y perjudica emocionalmente al individuo; pero estas no son las únicas afecciones que produce la depresión, la misma afecta al cerebro de forma física, disminuyendo el tamaño del Hipocampo, un área del cerebro que se encarga de la memoria y de la creación afectiva y emocional.

Recordemos que una buena memoria es primordial para el desenvolvimiento humano en su totalidad y los eventos depresivos podrían comprometer el buen desenvolvimiento de la misma, así que la disminución del Hipocampo es una afección grave si no es tratada a tiempo para poder revertir los efectos perjudiciales que haya producido esta alteración física cerebral.

Ahora bien, por muchos años se ha pensado que la depresión es causada por la inestabilidad de algunas sustancias químicas del cerebro, como lo sería la baja producción de serotonina, condición que se corrige con el consumo de antidepresivos. Estudios confirman que existen múltiples casos de depresión que se desliga totalmente de la teoría del descenso de serotonina, más bien se tratan de problemas en el desarrollo de la información del sistema neuronal.

Otros estudios también confirman que la depresión deviene, a su vez, de eventos consecutivos de estrés, causas genéticas y factores sociales y psicológicos.  Recapitulando lo antes mencionado se puede concebir la siguiente interrogante ¿Funcionan los antidepresivos aún cuando no haya problemas con la serotonina?

 La respuesta es subjetiva, debido a qué el efecto del medicamento no se ve afectado por el origen de la depresión, es decir: si existe mejora anímica por la acción del medicamento, pero no se cura la afección debido a que la causa no es la correcta

Efectos secundarios de los antidepresivos


Creando así un efecto Placebo prolongado que no es para nada saludable ya que dichas píldoras producen diversos efectos secundarios que podrían evitarse si se cambiara la ingesta de antidepresivos por algún tipo de terapia psicológica. Los efectos secundarios antes mencionados son los siguientes:

  1. Se incrementa el riesgo de fractura ósea debido a que el aumento de serotonina puede influir  en la densidad ósea, debilitando la fisiología de los huesos.

  2. Aumenta el riesgo de derrame cerebral en mujeres postmenopáusicas que consumen antidepresivos fricíclicos en un 45 %.

  3. Se relacionó el aumento del grosor de las arterias con el consumo de antidepresivos, este fenómeno causa enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

  4. Constantes manifestaciones de pensamientos suicidas.

  5. Alteración violenta de la personalidad del individuo.


Estos son sólo algunos de los efectos secundarios que debes tener en cuenta en relación a la toma de este tipo de medicamentos, cabe acotar que actualmente existe un estudio basado en un biomarcador cerebral que se encarga de definir si el paciente es apto para el consumo de estos fármacos o si le funcionarían mejor las sesiones psicoterapéuticas.

person-723555_1920

Combatir la depresión con elementos naturales es posible


 Sólo debes tener en cuenta que existen varios grados de depresión, si la depresión es grave es recomendable que te asesore un especialista, si el tipo de depresión es leve puedes seguir estos sencillos pasos para equilibrar de nuevo tu vida de una manera orgánica y saludable.

Si estás tomando antidepresivos y quieres dejarlos no lo hagas de forma abrupta, ya que se pueden manifestar episodios fuertes de ansiedad, a su vez puedes presentar cambios físicos y emocionales, contacta con un especialista y disminuye la dosis gradualmente hasta conseguir dejarlos por completo. Ahora sí, ¡Comencemos!

5.  Ejercítate


Al realizar ejercicio físico estarás aumentando tus niveles de serotonina, dopamina y noradrenalina. Estos mitigan los efectos del estrés y mejoran tu ánimo a la vez que te regeneras neuronalmente.



4.  Duerme


Un sueño reparador te ayudará rápidamente a mejorar tu estado anímico. Los trastornos del sueño están directamente relacionado con la depresión ya que el no dormir aumenta el estrés y la ansiedad. Por ese motivo el mejor remedio para ese trastorno es descansar muy bien.



3. Reduce el consumo de azúcar y de alimentos con alto grado de aditivos químicos


Estos alimentos poseen un alto porcentaje de Glutamato monosódico que afectan tu salud mental.



2.  Exponte al sol


La exposición solar de forma moderada aumenta el índice de vitamina D en tu organismo.  La misma es esencial para mejorar tu estado de ánimo.



1.Consume alimento ricos en Omega-3


 Estudios han determinado que las grasas provenientes de la Omega 3 disminuyen la ansiedad y aumentan la salud emocional



Recomendaciones



  • Una buena relación intestino-cerebro ayudará a mejorar su salud tanto física como emocionalmente.

  • Así que cuida la flora intestinal consumiendo vegetales con poco almidón.

  • Evita los aceites muy procesados y en su lugar consume grasas saludables ( almendra, aguacate, coco) .

  • No dudes en consumir un probiótico para ayudar al mejoramiento de tu flora intestinal, tu cuerpo y tu mente te  lo agradecerán.

  • Podemos mejorar nuestra salud mental y disminuir la depresión con sencillos consejos fáciles y naturales sin tener que sufrir los efectos secundarios de los fármacos.


Dejando de lado las dependencias para vivir una vida plena tal como lo hizo mi amiga Kate, ella decidió seguir estos consejos y su vida ha dado un giro total.  Dejó los antidepresivos y aunque aún padece de episodios de ansiedad, los ha combatido satisfactoriamente.  Pudo mantener su empleo y conseguir un ascenso. Ahora ayuda a otros chicos con problemas de depresión, convirtiéndolo en un aliciente para mejorar anímicamente cada día.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias