Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

3 Maneras Probadas de Sentir Más Energía

Hace un par de meses recibí una llamada de mi amiga Helen.  Me dijo que estaba en la ciudad alojándose en el hogar de un familiar que reside cerca de mi casa.  Me alegré inmediatamente ya que tengo años sin verla.  Así que la invité a pasar la tarde en un feria que inaguraron hace poco en la ciudad.

Nos encontramos a la hora acordada y casi que ni la reconocí al verla. ¿Había pasado más de diez años? Creo que sí. Decidimos ir a tomarnos un café en un local de la feria para conversar y ponernos al día. Al llegar al local la noté agitada, cansada por la caminata; me preocupé por su salud de inmediato.

Helen me comentó que casi nunca realiza ningún tipo de ejercicio.  Su trabajo implica estar sentada en la oficina la mayor parte del día.  Luego conduce hasta su casa y al llegar se sienta en el estudio para seguir trabajando.

Ella ha notado que su rendimiento ha bajado.  Se siente cansada a pesar de que no realiza ningún esfuerzo físico y su presión arterial ha aumentado.  Lo que Helen no sabe es que el sedentarismo y estar sentada por mucho tiempo afecta su salud.  De igual manera va degenerando su calidad de vida.

Varios estudios han demostrado que estar permanentemente sentado afecta la salud.  Esto sucede  en gran medida debido a que la postura al estar sentado reacciona directamente con las funciones metabólicas a pesar de que el individuo se ejercite o no.  Por esa razón se ha demostrado que las personas que permanecen sentados por un largo lapso de tiempo podrían sufrir enfermedades cardíacas, episodios de diabetes y enfermedades renales. 

Expertos aseguran que el permanecer sentado afecta directamente la salud debido a la disminución del flujo sanguíneo en todo el cuerpo a causa de la disminución de la retracción muscular que produce dicha postura.  La misma afecta las funciones biológicas del organismo provocando daños a la salud.

Por esta razón se han realizado una amplia gama de investigaciones científicas que aseguran que permanecer de pie y realizar actividades sencillas pueden ayudar a elevar la longevidad y rehabilitar la salud de una manera eficaz, sin la necesidad de someter al cuerpo a una rutina de ejercicio de amplio impacto.

No es necesario una rutina intensa de ejercicios para mantenerse saludable.  Tan sólo con realizar diversas actividades de menor impacto podría verse mejorada la salud de forma rápida y fácil.  Las actividades que podrías incluir dentro de tu rutina diaria son las siguientes:

  1. Podar el césped
  2. Ir caminando al supermercado en vez de ir en auto
  3. Jugar en el parque con los hijos (nietos)
  4. Pasear al perro
  5. Limpiar la casa
  6. Lavar el auto
  7. Cocinar
  8. Tender y des-tender la ropa

De esta manera se muestra que son muchísimas las cosas que puedes hacer para mantenerte activo sin mucho esfuerzo preservando la salud.  Realizar algún tipo de movimiento de manera constante ayuda a evitar el deterioro celular y la preservación de la vitalidad en el ser humano.

Actualmente existe un poderoso impedimento para realizar las actividades antes mencionadas: la dependencia tecnológica. Los avances en torno a la tecnología han facilitado en gran escala diversas acciones diarias, disminuyendo la necesidad de “movernos” para realizar una actividad.

Esto puede ser un pro en diversos escenarios y un contra para nuestra salud debido a que dicha dependencia está ligada directamente a una vida sedentaria, restándole así años de vida a las personas que realizan la mayoría de sus actividades sentados frente al PC o al Smartphone.

computer-1149148_1920

¿Cómo contrarrestar el efecto dañino de permanecer sentado?

La respuesta es sencilla: levantándose. Realizar ejercicio físico una vez a la semana no contrarresta el efecto de permanecer sentado más de 5 horas al día, por ende la solución es levantarse la mayor cantidad de veces al día para confrontar la acción de sentarse y que el resto de actividad física sea favorable.

Sigue Estos 3 Pasos Sencillos Para Tener Más Energía

  1. Después de permanecer varios minutos sentado levántate y realiza pequeños movimientos, ya sean, estiramientos, sentadillas, levantamiento de brazos, levantamiento de piernas y cualquier otro ejercicio que puedas realizar en un corto lapso de tiempo, repite las veces que consideres necesario, intercala estos ejercicios con la acción simple de levantarse y sentarse y repite ambas actividades descansando un promedio de 30 – 60 segundos.
  2. Cronometrar el tiempo que permanezcas sentado para llevar una relación de cuantas horas al día pasas en esa postura y cuantas veces debes levantarte y realizar ligeros ejercicios para contrarrestar los efectos de permanecer sentado.
  3. Repetir diariamente estos pasos para convertirlos en rutina e ir incrementando las intensidades conforme pase el tiempo y tu cuerpo te lo exija, irás mejorando consecutivamente y podrás aumentar tu resistencia física. 

Mantener una buena postura es primordial para la salud

 Otro de los aspectos importantes para mantenerse saludable es conseguir una buena postura. Debido a las presiones laborales y las exigencias diarias, gran cantidad de personas ven afectada su postocura a la hora de sentarse, esto deforma la columna vertebral e impide la circulación sanguínea asionando fuertes dolores de espalda, espasmos musculares, comprensión de los órganos digestivos, molestias en la cervical, entre otras afecciones.

Especialistas en el tema se han dedicado a crear diversos métodos para mejorar la postura y entre esos podemos nombrar el método Gokhale, el mismo se basa en la implementación de la postura primitiva: dicha postura afirma la moción de que una postura correcta de la columna en forma de J mejora increíblemente el desempeño de los diversos órganos humanos.

Dicha forma de la columna mejora la posición de tu pelvis, dándole más espacio a tus órganos internos mejorando su funcionamiento. La misma consiste en sentarse con la espalda en posición recta y el dorso plano sacando un poco los glúteos hacia afuera, esta postura promete liberarte del dolor, mejorar tus funciones digestivas y te permitirán moverte con mayor libertad.

Es evidente que muchos de los problemas de salud que sufrimos actualmente se debe a nuestro estilo de vida estacionario, las malas posturas que hemos adoptado a la hora de realizar nuestras labores y el escaso ejercicio físico en relación a las horas que pasamos sentados, todos estos tópicos incrementan la deficiencia física y disminuyen la esperanza de vida de las personas que viven sedentariamente.

Por eso se recomienda seguir los sencillos consejos que te he mostrado para aumentar tu vitalidad y sumarles más años a tu vida, tal como lo hizo mi amiga Helen.

Después de haberle expresado mi preocupación le comenté a Helen como podía mejorar su vida y sentirse mejor, especialmente tener más energía.

Ahora realiza estos ejercicios en el transcurso de su jornada laboral, revisa su Smartphone estando de pie y prefiere ir a dar una vuelta que sentarse a ver la tv. Me llamó hace unos días y me dijo que ahora tiene más energía que antes y que se siente física y emocionalmente mejor

¡Anímate! Tu también puedes disfrutar de más energía por medio de seguir estos pasos tan sencillos

Si te ha gustado mi articulo gracias por demostrármelo dándome un Like y compartiendo. Si quieres saber cuando doy una charla en vivo cerca de donde tu vives, entra tu nombre y correo electrónico en la parte superior de esta página. Además de recibir mi Guía de Salud Gratuita, sabrás cuando puedes verme en vivo y como siempre, sin coste alguno, ya sabes que este blog es educativo y sin ningún fin de lucro.

Referencias

British Journal of Sports Medicine 2012;46:927-930
KDAL610 November 29, 2013
WebMD October 15, 2012
Medicine.net November 26, 2013