3 Enfermedades Causados Por Estar Sentado y 5 Soluciones Sencillas

Hace algunos días me invitaron a participar de un programa de radio enfocado en mejorar el estilo de vida que llevan la mayoría de las personas.  En especial en los Estados Unidos,  el estilo de vida  es perjudicial para la salud.

Me enfoqué en exponer que si algo no te ha afectado o causado molestia aun, no significa que no sea perjudicial para tu salud.

La mayoría de los daños de nuestro organismo causados por hábitos nocivos aparecen en nuestros cuerpos con el paso del tiempo.  Enfermedades como el cáncer de pulmón por fumar cigarrillo o la cirrosis hepática por el excesivo consumo de alcohol.

Al terminar el programa me percaté que habíamos pasado 2 largas horas sentados en la cabina de trasmisión.  Me levanté de mi silla e hice algunos estiramientos. Manteniéndome en esa postura miré a mi alrededor y noté que nadie más se levantaba, ni sentía la necesidad de ponerse en pie.

Así que decidí mostrarle al excelente equipo con el que estuve trabajando la importancia de no permitirnos estar sentados estáticamente por mucho tiempo.  Lo hice con  la finalidad de que al conocer ellos el por qué, fueran portavoces a su comunidad de radioescuchas y con ello contribuir aún más con la vida saludable de todos.

¿Qué es el sedentarismo?


El sedentarismo es un mal silencioso que nos aqueja a muchos.  Por las exigencias diarias nos encontramos en la obligación de mantenernos sentados por mucho tiempo.  Por lo general de 6 a 10 horas diarias permanecemos sentados en el trabajo.  A estas horas se le suman que cuando regresamos a casa solemos tomar esta misma postura para descansar o distraernos frente al televisor.

Podemos entonces definir el sedentarismo como una vida con poco movimiento.  Para combatir el sedentarismo no basta con una rutina de ejercicio.  Estas son muy importantes para ciertos factores en nuestros cuerpos.  Pero trotar o hacer otra actividad física por solo 20 o 30 minutos diarios no contrarrestaran los 600 minutos al día aproximadamente que pasas sentado.

El permanecer en esta postura por mucho tiempo, afecta totalmente nuestro cuerpo y su funcionamiento.  Por ejemplo se estima que una persona sedentaria vive en promedio de 3 años menos que una que se mantiene activa, otras consecuencias del sedentarismo son:

1.) Sobrepeso y obesidad:


La actividad física ayuda a nuestros cuerpos a quemar la grasa y las calorías que no necesita, evitando que esta se acumule en el cuerpo en forma de grasa.  A su vez cuando estás mucho tiempo sentado tendemos a consumir más calorías de las que nuestro cuerpo requiere y como consecuencia aumentamos de peso.

2.) Nos vuelve proclive a diversas enfermedades:


El mantenernos estáticos nos hace desarrollar susceptibilidad a sufrir ciertas enfermedades debido a que:

  • Se duplica el riesgo de padecer hipertensión, infartos, enfermedades cardiovasculares y coronarias . Ya que el cuerpo no utiliza toda la grasa que se consume y se incrementa el colesterol y los triglicéridos, haciendo de las arterias y venas almacenes de esta grasa.

  • Disminuye la resistencia a la insulina, que es un factor determinante para el desarrollo de diabetes tipo II.

  • La inactividad hace que los huesos se debiliten y se pierda masa muscular.  Esto da pie a sufrir de osteoporosis, dolores articulares, contractura de espalda y cintura.

  •  Reduce la capacidad de defensa de tu sistema inmunológico, lo que te hace terreno fértil de virus y bacterias.

  •  La capacidad cardiorrespiratoria se disminuye, por lo que ante un mínimo esfuerzo solemos cansarnos rápidamente.


3.) Afecta nuestro estado de ánimo:


La actividad física es favorable para el estado anímico, por lo que la falta de ésta trae consigo consecuencias perjudiciales. No es extraño que una persona sedentaria este desanimada, disconforme consigo misma o su cuerpo o con patologías como ansiedad o depresión.

tv-1240159_1920

Luchar contra el Sedentarismo


Ahora que sabes la magnitud del problema de permanecer mucho tiempo sentado, te preguntaras qué debes hacer para contrarrestar esto.  La clave para lograr hacerle frente al sedentarismo es aumentar la actividad física y reducir las horas que pasas sentado.

Para que te sea mucho más fácil aplicar estas recomendaciones te dejo unos consejos que puedes usar diariamente para lograrlo.

1.) Camina hacia tu vida sana


Usa menos el carro y prueba caminar o usar la bicicleta para trasladarte a tu trabajo o hacer las diligencias. Si tu destino es un poco lejos puedes probar el transporte público, camina hasta la parada y unas cuadras antes de llegar, bájate, y culmina tu trayecto a pie.

Si necesitas hablar por teléfono no te sientes, camina mientras lo haces , o en vez de solo llamar a un amigo o familiar que no vive tan alejado de ti, ve hasta su casa y conversen personalmente.

2.) Escaleras antes que ascensores


Prefiere las escaleras a los ascensores.  Si trabajas en un piso muy alto usa el asesor pero bájate un par de pisos antes y termina el recorrido por ti mismo, al salir aplica la misma fórmula.

3.) Haz las cosas tú mismo


Tomate tiempo para ir al mercado y hacer tu mismo las compras, así  te mantienes en movimiento, muy diferente a solo tomar el teléfono o la computadora y solicitar los víveres. No pagues para que realicen la limpieza o pinten tu casa, estas actividades te mantienen activo en tu cotidianidad.

En el trabajo si necesitas informar de algo a un compañero no envíes correos o solo llames. Levántate,  ve a su puesto de trabajo e infórmale personalmente, tal vez si necesitan llegar a un acuerdo no te sientes frente a su escritorio.  Invítale a caminar mientras conversan del tema, esto te ayudará a mantenerte activo y contrarrestar la monotonía laboral.

4.) Mira la televisión activamente


 Si te gusta ver televisión sentado en tu casa, la opción será usar las pausas publicitarias para realizar actividades.  Levántate y recoge la cocina.  Llena una jarra con agua o quizás limpia algo, el propósito es ingeniártelas para no quedarte estático frente al televisor.

5.) Disfruta con tus hijos y mascotas


Los niños y muchas mascotas poseen una fuente inagotable de energía.  Enseñar a tu hijo a jugar futbol o pasear al perro, te ayudará a salir del sedentarismo.  Esto sin contar que pasarás un gran tiempo de calidad junto a quienes  amas.

Cuando tomes un tiempo de descanso o de vacaciones, elige lugares donde puedas realizar actividades que impliquen un gasto calórico.  No te limites simplemente estar tirado en una cama o sillón comiendo y engordando.

Cambia de ritmo


Si tu trabajo te exige mantenerte sentado no es excusa para no aplicar un cambio de ritmo.  Simplemente por cada hora de trabajo que te mantenga sentado dispón de 5 a 10 minutos para hacer los siguientes estiramientos, manteniendo cada uno por el intervalo de tiempo que duras contando hasta 5.

  • Gira el tronco hacia el lado derecho y luego hacia el izquierdo, no olvides mantener el movimiento contando hasta 5.



  • Sube los hombros, mantenlo y luego bájalos, repite este ejercicio unas 5 veces.



  • Sentado y con tu espalda recta, coloca tus manos en la nuca, y flexiona lentamente tu cintura de cada lado. Estira hacia abajo el brazo que se encuentra hacia el lado que flexionas.  Es decir que cuando flexiones hacia el lado izquierdo bajaras el brazo izquierdo y del lado derecho bajarás el derecho.



  • Ahora ponte de pie, toma con tu mano izquierda tu antebrazo derecho y con la mano derecha tu antebrazo izquierdo.  Dirige lo más que puedas tus hombro hacía atrás, mantenlo y luego vuelves a tu postura inicial, repítelo 5 veces.



  • Primero inclina lentamente la cabeza hacia atrás, mantenla y luego baja la barbilla hasta el pecho.  Subes lentamente e inclinas tu cabeza hacia el lado derecho y hacia el izquierdo manteniendo de cada lado por un rato.


Consejo final


Nuestro día a día nos va llevando a tener una vida inactiva con la que muchas veces nos conformamos.  Sin embargo conocer las consecuencias que esto puede traer a nuestros cuerpos como sobrepeso, obesidad, enfermedades físicas y psicológicas deben activar una alarma que nos lleve a buscar otras alternativas, que nos otorguen más y mejor calidad de vida.

Si conocemos de hábitos que aunque parezcan inofensivos al principio tienen graves consecuencias, estará en nuestras manos dar el primer paso para cambiarlo.  Asì como hizo el equipo de radio al tener esta conversación, justo en su programa siguiente hablaron de este tema.

Hace 2 días me encontré con su productor y me contó que han instaurado estos consejos poco a poco en su vida diaria en especial en el trabajo, donde se animan unos a otros a llevarlos a cabo y desde entonces su calidad de vida ha cambiado positivamente.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir
más sano
, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre
las letras de tu dirección.