Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

¿Por Qué Es Importante Dormir Mínimo 8 Horas?

por-qué-es-importante-dormir-bien

Para nadie es un secreto la importancia que tiene para nuestra salud lograr el descanso adecuado. Aun así, es muy común que nuestras ocupaciones diarias nos impidan tomarnos unos minutos para relajarnos.

Melani, por ejemplo, una joven estudiante y emprendedora de su propio negocio, forma parte de un importante porcentaje de la población que mantiene su equipo celular encendido las 24 horas del día. Incluso, es capaz de colocarlo bajo su almohada, lo que la hace padecer de una interrupción constante de su sueño. Con frecuencia dice que siente fatiga y hasta la necesidad de comer.

Lo que Melani desconoce es que ese tipo de conducta está muy relacionada con el hecho de no poder conciliar el sueño ni descansar lo necesario. Sobre todo, luego de un arduo día de trabajo, entre los estudios y las responsabilidades que implica emprender tu propia empresa. Son malos patrones de sueños que puede ir corrigiendo de manera progresiva.

Si es tu caso similar al de Melani, entonces debes prestar mucha atención. De esta manera podrás, lo antes posible, comenzar a poner en práctica algunos correctivos que serán favorables para tu salud. Lo primero será enfocarte en buenos hábitos de rutina y alimenticios, factores claves para ir modificando esos patrones. Con ello, tendrás la oportunidad de mantener un cuerpo saludable, disminuyendo el riesgo de padecer de ciertas enfermedades y trastornos.

Importancia del sueño para la salud

importancia-del-sueño-para-la-salud

Recientes investigaciones aseguran que dormir de la manera adecuada puede proporcionarnos grandes beneficios para la salud.

Esto quiere decir que, al mejorar el sueño, tu organismo puede ser capaz de prevenir algunos trastornos relacionados con el síndrome metabólico, entre ellos los siguientes:

Los estudios han determinado que los niños que comen más, suelen dormir menos. Ellos están en mayor riesgo de padecer obesidad y otros problemas de salud.

Otro factor determinante para conciliar el sueño es, sin duda, la tecnología. Poseer un smartphone puede resultar más perjudicial que beneficioso para el organismo. Esto sucede porque muchas veces no somos capaces de desconectarnos y, justo en las horas de descanso, nos ocupamos para hacer vida en las redes sociales. Nos adentramos en horas nocturnas en los juegos usos de las diferentes herramientas que nos ofrecen los celulares y equipos similares.

La falta de sueño puede causar obesidad

Dormir bien está más vinculado a la salud que al desgano. No conciliar bien el sueño puede acarrear consecuencias realmente graves y de por vida. Una de las principales razones por las cuales trastornos como la obesidad se ven altamente influenciados por este hecho, es porque el sueño tiene incidencia directa en la capacidad de controlar el consumo de alimentos.

Esto quiere decir que el sueño se relaciona con la capacidad que tiene nuestro cuerpo para metabolizar sustancias como la fructosa y mantener un equilibrio de energía. De hecho, los especialistas aseguran que la alteración del ciclo natural del sueño tiene una alta relación con las enfermedades crónicas y muertes prematuras.

Mantener hábitos realmente saludables, es clave en la prevención de enfermedades, así como para combatir padecimientos y vernos bien. Te invito a Descargar Pulsando Aquí Sin Costo Alguno tu e-book #Yo Puedo con la Dra. Cocó, para conocer cómo lograr hacer un cambio en nuestros hábitos y alimentación, hacia una verdadera vida sana.

Se trata de una herramienta clave para ayudarte a garantizar una vida plena y de calidad. Una alimentación de calidad y hábitos saludables llenarán tu cuerpo de energía, fuerza y vitalidad.

Incluso, tareas o retos tan comunes como bajar de peso, tienen una estrecha relación con el hecho de dormir mal. La falta de sueño crónica aumenta el riesgo de padecer obesidad y dificultad para bajar de peso.

Si es tu caso similar al de Melani que ha intentado cumplir centenares de dietas. Es muy probable que no dormir un mínimo de seis horas sea parte de las razones por las cuales no terminas de perder peso.

Duerme bien para bajar de peso

dormir-bien-para-bajar-de-peso

Investigaciones publicadas recientemente aseguran que quienes duermen bien a la hora de querer eliminar grasa corporal, tienen mayor éxito, mientras que quienes se desvelan suelen perder más masa muscular que toxinas durante un régimen dietético estricto.

Señalan los estudios que dormir cinco horas por noche es razón suficiente para incrementar los riesgos de obesidad.

La falta de sueño reduce considerablemente los niveles de leptina. Esta hormona está encargada de disminuir la sensación de hambre y la ansiedad. Cuando se registra un incremento de la masa del tejido adiposo, tiende a aumentar la síntesis y secreción de la leptina. Esto ocasiona varios efectos compensadores en el hipotálamo entre ellos, la disminución del apetito y aumento del gasto energético.

Aunque se trata de una regulación a largo plazo, es importante considerar que hay una variación del nivel de la masa corporal relacionada con los efectos estimulantes de la insulina.  Muchos obesos con altas concentraciones de leptina suelen desarrollar un nivel de resistencia elevado. Esa resistencia crea un efecto sobre otras moléculas como la ghrelina, la serotonina, la colecistoquinina y el neuropeptido.

¿Por qué luego de una dieta volvemos a engordar?

por-qué-luego-de-una-dieta-volvemos-a-engordar

Expertos aseguran que las concentraciones circulantes de leptina aumentan durante las primeras horas, luego de ingerir alimentos. Esto genera un ascenso de casos de sobrealimentación.

Cuando nos encontramos en ayuno, sucede lo contrario. En ese caso, se presenta un descenso en la producción de leptina, reduciendo la tasa metabólica y el gasto de energía.

Es por ello que, cuando solemos someternos a una dieta estricta y poco balanceada, corremos el riesgo de sufrir el efecto rebote. Esto quiere decir que, aunque logremos bajar unas cuantas libras, más temprano que tarde las volvemos a recuperar. Tal cosa ocurre debido a que la hormona responsable de regular nuestro apetito disminuye.

Los cambios en el patrón de secreción, asociados a la alimentación, se deben a que la insulina es capaz de estimular la producción de la leptina en adipocitos aislados. Esto trae como consecuencia la elevación de su nivel circulante. Una vez en el torrente circulatorio, la leptina circula unida a proteínas plasmáticas, siendo muy inferior en el caso de las personas obesas.

Combatir el síndrome metabólico durmiendo

combatir-el-síndrome-metabólico

Lo recomendable para el buen funcionamiento del organismo es dormir un número de horas promedio, de acuerdo a nuestra edad. Aunque es bien sabido que los niños requieren más descanso que los adultos. Los adolescentes, por ejemplo, pueden dormir hasta siete horas. Mientras que en el caso de los adultos, el promedio para un buen descanso oscila entre las siete y ocho horas como mínimo.

Las personas con sobrepeso, suelen presentar sensación de agotamiento y sus patrones de sueños son interrumpidos constantemente. En el caso de los bebés, algunos estudios revelan que a la edad de 16 meses duermen menos de 10 horas y comen 10 veces más calorías. Esto, a diferencia de aquellos que duermen un mínimo 13 horas.

Algunos estudios señalan que la pérdida de sueño, tanto en adultos como en niños, provoca un mayor consumo de alimentos. Melani asegura que este es su caso, pues en la medida en que se desvela, es capaz de interrumpir su descanso para ir a la cocina en busca de un bocadillo o algo de beber; sin importar la hora ni la cantidad.

Dormir bien no sólo es cuestión de hábito, sino también de un plan de vida saludable, que te permita complementar y ayudar al funcionamiento más favorable de tu organismo. Teniendo en cuenta la estrecha relación entre el sueño y el metabolismo, es importante, que a las estrategias para combatir el síndrome metabólico debe, sin duda alguna, incluirse el adecuado descanso.

Trucos para dormir mejor

trucos-para-dormir-mejor

Son varios los cambios que podemos aplicar en nuestras vidas para mejorar nuestros patrones de sueño:

· Evita tomar pastilla para dormir

La mayoría de los medicamentos prescritos para los problemas de sueño son antihistamínicos, para la presión arterial o antidepresivos. Lo mejor es lograr conciliar el sueño de forma natural. Puedes ayudarte con infusiones como la de manzanilla, que contribuyen a disminuir el estrés y a relajar tu cuerpo.

· Recuerda exponerte a la luz solar

Si nos exponemos más a la luz nocturna, es probable que se suprima la producción de melatonina.  Esto nos quita el sueño, afectando nuestro reloj biológico.  Lo ideal es exponerse a la luz solar entre 30 a 60 minutos al día.

· Establece hábitos saludables para dormir

Apaga el celular si vas a dormir. Al momento de ir a la cama es mejor evitar tener encendidos televisores, radios, luces y todo aquello que puede llegar a interrumpir su descanso.

Melani ya ha venido mejorando progresivamente sus patrones de sueño y ha logrado hasta dormir hasta ocho horas continuas. Esto para ella solía ser una tarea muy difícil de lograr. Al modificar sus hábitos, asegura que ha mejorado su nivel de descanso.

También ha logrado una mejor calidad de vida y los riesgos de obesidad se han reducido, pues ya no tiene tanta ansiedad de comer dulces en la noche. Tú también puedes combatir el sobrepeso causado por el síndrome metabólico con el adecuado descanso.

Y si no tienes problemas de metabolismo, dormir lo suficiente te ayudará a prevenir el sobrepeso e incluso a quitarte esas libras demás sin demasiado esfuerzo.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias