4 Actividades Sencillas Que Previenen La Aparición de Alzheimer's

Como ya os
habréis imaginado, me encanta realizar caminatas por el parque y recientemente
en una de ellas coincidí con una chica que iba con a su padre a tomar aire
fresco y caminar un poco. Una de las cosas que me sorprendió gratamente fue la
agilidad mental del señor, su lucidez, jovialidad y memoria.

Me pareció hermosa
aquella imagen y entablé conversación con ellos rápidamente, ambos me contaron
que suelen ir a caminar en parques, en la arena de la playa y hasta hacen
excursiones en la montaña. El hombre, aunque no aparentaba la edad que tenía,
80 años, era evidente que no era un jovenzuelo, pero se veía más activo y
lúcido que muchas personas a esa edad.

Resulta que
desde hace años decidieron implementar estas caminatas como parte de las
actividades familiares, la madre también suele acompañarlos, pero había salido
de viaje para visitar a una amiga que estaba enferma. Ellos realizan estas
caminatas para disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y
Alzheimer pues su familia tenía un historial de ambos padecimientos.

Entonces recordé
que hace poco os hablaba de la relación que existe entre el consumo de azúcar
refinada y un mayor riesgo de padecer de Alzheimer, y que os comenté que el
ejercicio era importante para su prevención, además de una alimentación más
sana que excluyera el azúcar refinada.

Fue así como
decidí, hablaros en esta oportunidad sobre lo beneficiosos de ejercitar el
cuerpo para la prevención de padecimientos cardíacos y del Alzheimer, pues
existe una relación entre la enfermedad conocida como Alzheimer, que consiste
en la pérdida gradual de la función cerebral, y los padecimientos cardíacos.

heart-1143648_960_720

Las enfermedades del
corazón aumentan el riesgo de Alzheimer

Prevenir el
Alzheimer pasa por cuidar tu corazón pues algunas investigaciones recientes han
descubierto una relación entre los padecimientos cardíacos y un aumento de las
posibilidades de sufrir de Alzheimer, lo que quiere decir que previniendo las
enfermedades del corazón, estás también previniendo el padecimiento de la
enfermedad degenerativa de la mente.

Asimismo, la
resistencia a la insulina, algo que caracteriza a la diabetes y que es causada
por el exceso de ingesta de azúcar refinada entre otros factores, incrementa
las probabilidades de padecer enfermedades cardíacas, por lo que una forma de
proteger tu corazón y tu cerebro es eliminando el azúcar refinada de tus
comidas.

Si quieres
endulzar algunas de tus bebidas y postres, hazlo con endulzantes vegetales como
la stevia y ten mucho cuidado con las cantidades que usas porque la stevia es
mucho más potente que el azúcar para endulzar, siendo así que una sola
cucharada de este endulzante vegetal equivale a toda una taza de azúcar
refinada. 

Además de la
diabetes y su resistencia a la insulina, el tabaquismo, ingesta de alcohol,
obesidad y altos niveles de azúcar en la sangre cuando se está en ayunas,
incrementan las probabilidades de padecer tanto 
enfermedades del corazón como de Alzheimer. Por eso, os repito, si
cuidáis el corazón, cuidareis el cerebro del Alzheimer.

Ejercicios Contra El
Alzheimer

La buena
noticia es que el ejercicio es una de las principales medidas para evitar o
reducir el riesgo de sufrir Alzheimer, así como padecimientos cardíacos. Esto,
según tres nuevos estudios que revelaron que el ejercicio no solo reduce el
riesgo de la enfermedad sino que forma parte importante del tratamiento.

Y es que la
actividad física cumple un papel importante a la hora de proteger el cerebro
ante el Alzhaimer, y en caso de padecerla, tener una mejor calidad de vida, a
pesar de la enfermedad. Los ejercicios recomendados para ellos son los
aeróbicos, preferiblemente supervisados, así como caminar ya que también es
excelente si se mantiene un ritmo tipo paseo.

Al
caminar, lo ideal es ir aumentando la distancia cada vez, y para los más
resistentes, caminar en pendientes. Es importante trabajar con la respiración,
aspiraciones profundas extendiendo los brazos para que el oxígeno penetre
plenamente en vuestros pulmones y circule hasta el cerebro, un cerebro bien
oxigenado trabaja mejor, piensa más y tiene mayor capacidad de respuesta y
memoria.

Los
estudios han demostrado que las personas sedentarias tienen mayor riesgo de
sufrir no solo Alzheimer, sino enfermedades cardíacas, problemas circulatorios
e incluso digestivos.

Cuida tu alimentación y
protegerás tu cerebro

Ahora
abordamos el tema de la alimentación, lo mejor es hacer a un lado los azúcares
refinados, alimentos procesados cargados de sodio, azúcares y grasas trans, los
cereales debéis consumirlos con moderación en caso de presentar sensibilidad al
gluten, aunque si podeis eliminar por completo el gluten de vuestra
alimentación, sería mucho más beneficioso para vuestra salud.

Los
vegetales verdes, tubérculos, frutas, hortalizas y leguminosas son alimentos
muy nutritivos y aportan muchos beneficios para cuidar la salud tanto del
cerebro como del corazón. Debeis tener en cuenta los horarios de las comidas
para no saltarlos y siempre que tengáis momentos de ansiedad en los que se
despiertan los deseos de comer algo, un bocadillo saludable no os hará daño.

Duerme lo necesario

El sueño
es de vital importancia para reducir el riesgo del Alzheimer pues durante el
sueño el sistema linfático se hace 10 veces más activo que el tiempo en que
estamos despiertos, tus células cerebrales se contraen en 60%, permitiendo una
mejor eliminación de residuos. Ciertamente, el cerebro trabaja con mayor
comodidad para regenerar nuestro organismo.

La falta
de sueño, dormir pocas horas parece impulsar la acumulación de placas amiloides
en el cerebro, relacionadas con el debilitamiento de la memoria, el síntoma más
peligroso del Alzhaimer. Las horas necesarias para el sueño varían según la
edad, así señalan estudios sobre el tema, si tienes entre 16 y 64 años necesitas
de 7 a 9 horas de sueño, los mayores de 65 de 7 a 8.

Los niños
en edad escolar, necesitan de entre 10 a 13 horas y los adolescentes, que son
los que menos duermen por conductas y maneras propias de esta temporada de la
vida, requieren de 8 a 10 horas.

Así que
el hábito del sueño debéis inculcarlo a vuestros hijos desde la infancia para
evitar la acumulación de horas, recuerda, las horas que se le roban al sueño no
se recuperan, o es muy poca su efectividad.

Y bien,
aquella linda pareja de padre e hija que se ejercitan juntos para prevenir las
enfermedades cardíacas y el Alzheimer me prometió que la siguiente vez que nos
viéramos en el parque estarían en compañía de la madre, quien también lleva
años de haber asumido ese estilo de vida saludable.

Si te ha gustado
mi artículo Gracias por demostrármelo
dándome un Like y compartiendo. Si
quieres saber cuándo doy una charla en vivo cerca de donde tú vives, entra con
tu nombre y correo electrónico en la parte superior de esta página. Además de
recibir mi Guía de Salud Gratuita, sabrás cuando puedes verme en vivo y como
siempre, sin coste alguno, ya sabes que este blog es educativo y sin ningún fin
de lucro.

Referencias: