Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

3 Beneficios Del Coco Que No Conocías

He recordado unas vacaciones que tuve hace unos años en la playa.  Vino a mi mente esa refrescante y deliciosa sensación de tomar agua de coco directamente de la nuez.  Luego comer esa carne tierna y dulce, sentada en la playa, observando ese hermoso paisaje, respirando esa rica brisa marina.

Y me dije “¿Qué más saludable que estar en el mar recibiendo aire libre un poco de sol y disfrutando de un alimento tan beneficiosos para la salud como el coco?”. El coco es un poderoso aliado de nuestra salud.  Por eso decidí hablaros en esta oportunidad de todas las ventajas de esta grandiosa fruta para reforzar nuestro sistema inmunológico.

Lo primero que haré es describiros un poco al protagonista de este artículo, el coco, es una fruta.  Es considerada por los expertos también como una semilla, una nuez e incluso una clase de drupa. Su nombre botánico es Cocos Nucifera.  Para llegar a su centro, donde está la carne es necesario pasar por una capa fibrosa y una capa dura a donde está adherida la carne.

Pero además de ello su interior contiene un agua de un sabor inigualable.  Sus propiedades son muy reconocidas por la cantidad de electrolitos que hay en ella. Suele ser recomendada a pacientes sometidos a tratamiento de quimioterapia para contrarrestar los efectos negativos de dicho tratamiento.

coconut-895390_960_720

El Coco Como Remedio

Este fruto de la palmera que sueles ver a lo largo de las playas ha sido utilizado por muchos años como alimento fundamental en algunas partes del mundo. Así como en los países tropicales y el continente asiático. El coco es tan versátil que de él producen combustibles, aceites comestibles, aceites corporales, instrumentos musicales, fibra.  Además  y principalmente las deliciosas leche y agua de coco.

Pero eso no es todo para lo que es usada esta nuez, sino que en Asia y las Islas del Pacífico es utilizado como un remedio tradicional, gracias a lo beneficioso que es para la salud. Tan solo en el agua de coco encontramos, como ya os mencioné, un alto contenido de electrolitos, pero también potasio (más que las bebidas deportivas), sodio y azúcar.

El coco ha sido usado durante siglos como un poderoso remedio contra las náuseas, dolor de garganta, de oído, de muelas, sarpullido, piojos, moretones, hidropesía, asma, úlceras, cálculos renales, sífilis y bronquitis, entre muchos otros más padecimientos.

Propiedades del coco para la salud

  1. Más allá de la tradición asiática de países caribeños, la medicina actual también ha puesto su atención en el coco hallándolos beneficiosos para nutrir al cuerpo. Los electrolitos presentes en este fruto alimentan la función muscular y el pH, mientras que el elevado contenido de fibra que te hará sentir satisfecho por mayor cantidad de tiempo al comerlo ayudándote a regular la digestión.
  2. Otra maravillosa propiedad que tiene el coco para la salud es la de fortalecer el sistema inmunológico, gracias a las cantidades de ácido láurico que contiene. Este ácido se transforma en un compuesto llamado monolaurina que también la podemos encontrar en la leche materna y que ayuda a los bebés a hacer más fuerte su sistema inmunológico.
  3. Adicionalmente, es rico en potasio, manganeso y fósforo, lo que junto a todo lo dicho anteriormente, lo convierte en un potente alimento que nos ayuda a tener una vida más saludable.

El aceite de coco y el VIH

El aceite de coco es reconocido por ser uno de los más saludables, por lo que cocinar con él tiene beneficios para la salud. Este aceite está compuesto principalmente por ácidos grasos y átomos de cadena media (AGCM) que aportan grandes efectos positivos para la salud, a diferencia de otras grasas y aceites que consumimos (cerca del 98%) que se componen de ácidos grasos y átomos de cadena larga (AGCL), con efectos negativos para la salud.

Vale destacar que un estudio comparativo entre la alimentación con grasas del tipo AGDM y grasas de tipo AGCL, arrojó resultados positivos muy significativos a favor de las grasas AGDM en pacientes con VIH que padecen diarrea crónica con dificultad para absorber nutrientes.

El agua de coco

Ya os he comentado algo sobre el agua de coco que es grandiosa para calmar la sed.  Además de que es la bebida preferida por los deportistas, especialmente cuando realizan fuertes entrenamientos o competencias de alta exigencia.

Pero sabíais acaso que el agua de coco es un natural neutralizador de los efectos del veneno.  Asimismo, en especial si es de coco verde, contribuye en gran medida a eliminar las toxinas de nuestro organismo.  Es un fantástico remedio natural para combatir la fiebre del dengue, el estreñimiento, la disentería y ardor estomacal.

Cuenta con potentes propiedades antioxidantes, ayuda a reducir la hinchazón en las extremidades y es muy útil para absorción de los medicamentos y neutraliza los efectos tóxicos de los antibióticos y las drogas sulfa.

Comida saludable con coco

Y como el coco además de ser saludables es muy rica al paladar, os voy a enseñar a hacer una comida que os va a encantar y que potenciará su salud.

thai-241151_960_720

Sopa de Coco Tahilandesa

¿Qué vas a necesitar?

  • Un ramillete de cilantro lavado y cortado en trozos. Reserva algunas hojas enteras para decorar.
  • Un trozo de jengibre tierno cortado en trozos
  • Un chile rojo cortado en trocitos, sin semilla
  • 400 ml de leche de coco
  • Una y media taza de caldo de verduras
  • Dos tazas de hongos cortados a la mitad, pueden ser crudos o enlatados, yo los prefiero crudos.
  • Una taza de semillas de sésamo tostadas
  • Una cucharada de zumo limón
  • 4 limones cortados a la mitad

¿Cómo lo prepararás?

Coloca en una cacerola el jengibre cortado, el chile, ½ taza de caldo de verduras y la leche de coco.  Tapa, déjalo hervir por cinco minutos. Añade el resto de los ingredientes menos las semillas de sésamo.  Hierve hasta que los vegetales estén cocidos.

Ya está listo para servir. Y para presentar coloca en cada plato unas hojas de cilantro, medio limón y una cucharadita de semillas de sésamo. Si alguno desea un punto más ácido, añade otra rodaja de limón a su plato.

Os cuento que me preparé esta rica sopa y los recuerdos continuaron.  He decidido planificar otras vacaciones a una de esas playas paradisíacas donde abunden las palmeras. Ya quiero sentarme en la arena, rodeada de mi familia, un coco en la mano, y esa rica brisa marina.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.