Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

3 Alimentos Que Evitas Pero Protegen Tu Corazón

Hace un par de semanas atrás leía algunas informaciones en una revista de nutrición que me mostraba una de mis pacientes. Ella me trajo la revista pues estaba haciendo cambios en su alimentación para prevenir enfermedades cardíacas, y según la publicación si quería proteger su corazón debía eliminar por completo las grasas insaturadas de todas sus comidas.

Al ver el artículo que me mostraba mi paciente y otros que se encontraban en la revista pensé en cómo algunos que son considerados “expertos” en el área de nutrición, terminan por desinformar al público haciéndoles creer en grandes mentiras que han sido sostenidas durante mucho tiempo y gracias a esos mitos muchas personas toman decisiones sobre su alimentación que en lugar de beneficiarles, les ocasionan otros problemas.

Obviamente me sentí en la obligación de aclararle a mi paciente sobre ésta y otras mentiras que estaban publicadas en la revista. Y así como lo hice con ella, hoy quiero hacerlo con vosotros.  En este artículo quiero desmontar las mentiras que seguramente habéis escuchados durante muchos años.  Estas han sido promovidas por una gran industria que busca atraer consumidores, la industria de la nutrición.

El desbalance en el porcentaje de caloría de carbohidratos (entre 45% y 65%), de la grasa (de 20% a 35%) y las proteínas (entre 10 y 35%) que recomiendan a los adultos obtener a través de su dieta diaria, en lugar de beneficiarlos puede conducirlos directamente a padecimientos crónicos.  Justamente lo que se busca evitar al cambiar los hábitos alimenticios.

Eso es algo que no nos dice la industria de la nutrición.  Al contrario, nos invita a continuar con ese desbalance. Por eso he decidido desmontar tres de esas grandes mentiras que suelen promover y que muchas personas terminan creyéndolas como grandes verdades.

scale-403585_960_720

1.- La relación entre el aumento de peso y la ingesta de grasas

Muchos han dicho que lo mejor para bajar de peso es comer alimentos que no tengan  alto contenido de grasas. Dicen erróneamente que es mejor en lo posible que no contengan nada de grasas.  Pero esta creencia es solo una gran confusión surgida del furor por los alimentos bajos en grasa.

Tanto furor por este tipo de alimentos ha llevado a muchas personas a consumir mayor cantidad de grasas trans.  Ese es el tipo de grasas más dañinos para nuestra salud.  Tanto lo son que se ha descubierto que este tipo de grasas traen consigo un mayor riesgo de sufrir de obesidad. Por supuesto, co n sus consecuentes probabilidades de padecer enfermedades cardíacas y diabetes.

Y es que siempre se nos ha dicho que tanto la diabetes como los padecimientos del corazón y la obesidad son causadas por el alto consumo de grasas saturadas. Una enorme mentira ya que no es el consumo de grasas lo que te hace engordar.

Son los elevados niveles de azúcar que se encuentran en algunos alimentos los que hacen engordar.  Mas aun si estos alimentos contienen fructosa.  Incluso algunos tipos de granos, como el maíz que terminan convirtiéndose en azúcar en tu cuerpo a una gran velocidad.  Los alimentos bajos en grasa solo terminan por conducirnos hacia padecimientos crónicos.  Una alimentación baja en azúcar sí te ayuda a bajar de peso y a cuidar tu salud.

fruit-1133753_960_720

2.- Enfermedades cardíacas vs grasas saturadas

Otra gran mentira promovida por la industria de la nutrición es la afirmación de que consumir grasas saturadas representa un alto riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Es posible que hayas escuchado o visto en alguna noticia sobre nutrición que las grasas saturadas y el colesterol no son necesarios en nuestra alimentación.  Su ingesta no contribuye en la prevención de padecimientos crónicos.

Pero además de eso, se ha llegado a recomendar a las personas adultas unos porcentajes de consumo de carbohidratos, grasas y proteínas totalmente desproporcionados y poco beneficiosos para nuestro organismo.

Grasas saludables

Se ha dicho incluso que lo mejor es consumir de 45% a 65% de carbohidratos y de 20% a 35% de grasa en nuestras comidas.  Pero realmente la proporción más sana en nuestra alimentación está en el consumo de entre el 50% y 70%  de grasas saludables, y muy poco de carbohidratos. Esta proporción fortalecerá a tu organismo, protegiéndolo de las enfermedades crónicas.

Y un dato muy importante es que el cuerpo no funciona de manera óptima sin el consumo de grasas de origen animal y vegetal .  Estas aportan elementos importantes para la construcción de membranas celulares y hormonas necesarias para el adecuado funcionamiento de nuestro organismo. Asimismo, nos proporcionan vitaminas A, D, E y K, todas estas liposolubles.

La absorción de minerales y algunos procesos biológicos requieren de estas grasas en nuestra alimentación, así como también para convertir caroteno en vitamina A. Y es que, aunque no lo creas, el corazón utiliza las grasas saturadas como su principal combustible.

egg-756968_960_720

3.- El colesterol y las yemas de huevos

Nada más erróneo que pensar que comer huevos es dañino para el corazón. Se tiene el estigma desde hace años de que el consumo de huevos puede elevar los niveles de colesterol en la sangre, debido a que éste se encuentra en las yemas de los huevos. Esta afirmación ha sido desmontada por diversos estudios que se han realizado a este importante y saludable alimento.

Uno de ellos demostró en 2010 que un mayor consumo de huevos no implica aumento en los niveles del colesterol.  Tampoco supone efectos negativos para el corazón. Al contrario, consumir más huevos es beneficioso para tu salud, siempre y cuando cuides que sean huevos orgánicos.  Es decir, que sean producidos en granjas locales y que no estén adicionados con Omega3.

La revista que mostró mi paciente trae muchas otras mentiras sobre los alimentos que son nutricionalmente beneficiosos para nuestra salud. Expliqué a ella todo lo que no era cierto de los contenidos de la información.  A vosotros, también os estaré contando en otros artículos muchas otras mentiras que suele decirnos la industria de la nutrición.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias