Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Estudio Revela 4 Alimentos Considerados Nutritivos Que Causan Cáncer

Recientemente he
recibido muchas peguntas de seguidoras de mi blog sobre la alimentación
saludable para evitar proteger nuestro organismo del cáncer. Y voy recordando
que hace poco una paciente llevó una revista de nutrición a mi consulta para
preguntarme sobre los cambios que estaba haciendo a su alimentación para cuidar
su corazón.

Y como
recordareis, escribí un artículo desmintiendo algunas de las afirmaciones que
aparecían en la publicación sobre las enfermedades cardíacas, pero hoy quiero
desmentir otras aseveraciones que llegué a leer en esa revista sobre alimentos
que promueven como saludables y que realmente pueden representar un riesgo y
hacernos vulnerables ante el cáncer.

Nos han dicho
siempre que la soya es uno de los alimentos más saludables para nuestro cuerpo,
pero lo que no nos dice la gran industria que nos llena de publicidad sobre las
“bondades” de la soya, es que existe soya sin fermentar y que este tipo de soya
no es buena para nuestra salud pero que además puede estar vinculada con
padecimientos como el cáncer de seno.

Y no es éste el
único alimento cuyos efectos en nuestro organismo se vinculan a la aparición de
algunos tipos de cáncer y con los que constantemente nos bombardean con campañas
publicitarias promoviendo su consumo como parte de una alimentación saludable.
Justamente de esos alimentos os voy a hablar a continuación.

1.   La soya sin fermentar puede aumentar el
riesgo de cáncer de seno

soja-1-1622712af7defc94eAlrededor de la
soya existe toda una maquinaria de publicidad que constantemente nos dice que
la soya es fantástica para tu salud, para bajar de peso, etc, y es gracias a
ello que terminamos por creer que cualquier tipo de soya es uno de los
alimentos más saludables para nuestro organismo.

Pero resulta que
no toda la soya es buena para nuestro cuerpo y por el contrario, aquella sin
fermentar puede ponernos en riesgo. El problema radica en que cuando la soya
que ingieres no ha pasado por un proceso de fermentación, en lugar de traer beneficios
para la salud, puede implicar daños al organismo.

Esto se ha
evidenciado a través de diversos estudios en los que se ha relacionado la soya
sin fermentar con trastornos digestivos, peligro durante el embarazo y la
lactancia, deterioro cognitivo, problemas en la glándula tiroidea, fallas del
sistema inmunológico, padecimientos cardíacos,  cálculos renales, infertilidad, alergias
alimentarias y hasta cáncer de seno.

Pero además de
eso, de los cultivos de soya en Estados Unidos, más del 95% pertenecen a
cultivos transgénicos, los cuales también acarrean problemas para la salud,
pero de eso te hablaré en otro punto.

No digo que toda
la soya sea dañina, pues de hecho existen productos de soya fermentados que sí
son buenos para tu salud como es el caso del natto, miso y tempeh. Lo que te
digo es que debes tener cuidado de que la soya que consumes, fíjate que ésta
sea orgánica y haya sido fermentada adecuadamente.

2.     
Los alimentos transgénicos no son seguros

cereal-15528_9daf58617a8Te comento que
los alimentos transgénicos ni son seguros para tu salud, ni son parecidos a los
alimentos cultivados de manera convencional. De hecho, los transgénicos pueden
ser unos de los alimentos que mayor riesgo suponen para el bienestar del
organismo.

Como te
comentaba en el apartado anterior, mucha de la soya cultivada en Norteamérica
es transgénica y lo mismo sucede con el maíz, lo que quiere decir que la gran
mayoría de los alimentos procesados que consigues en las tiendas de alimentos y
que no tienen un sello que indique que es USDA Organic, son probablemente
elaborados con productos transgénicos.

Aún se
desconocen los verdaderos efectos negativos que los alimentos transgénicos
tienen para nuestra salud, pero existe una vinculación entre los defectos en
bebés al nacer, incremento de enfermedades e infertilidad, además de un
importante aumento en daños en los órganos, reducción de la expectativa de vida
y cáncer.

En honor a la
verdad, es casi imposible que uno de estos alimentos que contienen transgénicos
no lleguen a tu mesa, pero sí existe la posibilidad de evitar buena parte de
ellos, consumiendo más alimentos producidos en granjas orgánicas y cerciorándote
de que los que compres en los supermercados contengan el sello  USDA Organic.

3.     
Los embutidos no sustituyen a los alimentos
nutritivos

sausage-621848f2f48b001e

Existe una
tendencia a hacernos creer que las carnes procesadas y convertidas en embutidos
no son dañinas para nuestra salud, pero la verdad es que este tipo de carnes
contienen compuestos potencialmente dañinos para el organismo. Entre estos
compuestos encontramos aminas heterocíclicas que son un potente cancerígeno que
aparecen en carnes o pescados que son cocinados a temperaturas elevadas.

Pero este no es
el único compuesto dañino, también están los idrocarburos aromáticos
policíclicos que se crea en el proceso de curado de los embutidos ahumados,
nitrito de sodio (usado para la conservación, dar color y sabor a este tipo de
carnes) y los productos finales de glicación avanzad conocidos como AGEs que
podrían implicar un mayor riesgo a padecer enfermedades cardíacas y diabetes.

Según una
evaluación a más siete mil estudios clínicos se puede afirmar con propiedad que
las carnes procesadas  incrementan las
posibilidades de padecer cáncer y muy en específico, cáncer intestinal. Y lo
más preocupante es que bien comas poca o mucha de este tipo de carne, el riesgo
siempre está presente pues con tan solo comer una salchicha al día las
probabilidades de padecer cáncer de colon cree en 20%.

Algunos estudios
incluso hablan de que las carnes procesadas incrementan el riesgo de cáncer de
colon en 50%, cáncer de vejiga en 59%, de páncreas en 67% y de estómago en 38%.
Para reducir este riesgo lo mejor es eliminar las carnes embutidas de tu
alimentación, pero si no las puedes dejar del todo intenta comprar aquellas que
sean 100% carne de pollo o de res o de cerdo, etc.

Elige las carnes
no curadas que no posean nitrato e intenta no comer aquellas que contengan
jarabe de maíz alto en fructuosa, sabores y colorantes artificiales y
conservadores. Si puedes comprarlas en una pequeña granja donde te indiquen
exactamente el contenido de la carne embutida, sería ideal.

4.     
La leche pasteurizada no tiene beneficios para
nuestra salud

milk-220496_96d80cf0f23e

 

Tomar leche es
algo que siempre se ha visto como la cosa más saludable que puedes hacer,
especialmente cuando se trata de niños o personas de la tercera edad. Pero la
presencia de antibióticos y hormonas de crecimiento en la leche pasteurizada
convierten este alimento en un peligro para el organismo.

Y es que también
en el proceso de pasteurización son destruidas importantes enzimas como la
lactasa y bacterias benéficas, haciéndonos más vulnerables a las enfermedades,
por lo que si vas a consumir leche, lo mejor es que sea leche cruda. Pero si
actualmente padeces de cáncer, diabetes, presión alta o colesterol elevado, lo
mejor es evitar consumir leche y en su lugar ingerir mantequilla orgánica.

Son muchas las
mentiras que nos dicen algunas publicaciones en materia de nutrición pues
muchas veces estas publicaciones forman parte de una gran campaña de marketing
para hacer ganar más dinero a la industria. Por eso es que he querido descubrir
estas grandes mentiras para ti hoy.

Si te ha gustado
mi artículo Gracias por demostrármelo
dándome un Like y compartiendo. Si
quieres saber cuándo doy una charla en vivo cerca de donde tú vives, entra con
tu nombre y correo electrónico en la parte superior de esta página. Además de
recibir mi Guía de Salud Gratuita, sabrás cuando puedes verme en vivo y como
siempre, sin coste alguno, ya sabes que este blog es educativo y sin ningún fin
de lucro.

Referencias: